Traducir

miércoles, 19 de julio de 2017

PUTIN FALSO MESIAS: Mismas malas noticias de Rusia


NdB: Putin y sus amigos masones son parte del nuevo orden mundial trabajan para arrastrar almas al infierno. Rusia y sus malos dirigentes son un instrumento del castigo de Dios a la humanidad, profetizado en Fátima, hasta que no se conviertan por intermediación del Inmaculado Corazón de María y su debida consagración por el Santo Padre y todos los obispos del mundo, no se espere nada bueno de ellos.

La iglesia ortodoxa rusa actual y la de sus satélites (iglesias monocéfalas) aparte de ser cismáticas (es mucho decir), son iglesias juramentadas desde la década de los treintas al comunismo ateo. El secretario general del partido comunista y líder del politburó decidía quien era el Patriarca de la iglesia ortodoxa rusa. Nimio detalle a tomar en cuenta, para quienes creen que se están convirtiendo. Esta iglesia ortodoxa está en contubernio con el comunismo ateo y con el neo-comunismo de Yeltzin y Putin.

La iglesia ortodoxa rusa que se opuso al comunismo fue exterminada y de existir permanece en la clandestinidad, la iglesia ortodoxa rusa "Uniata" fue la más perseguida por los comunistas y exterminada o permanece en la clandestinidad, la iglesia católica en Rusia y Ucrania con Rito Oriental aprobado fue perseguida casi a su extinción, perseguida incluso por los conciliares al mando de Paulo VI, si no está extinguida abrasaron el modernismo y sus errores.

Sin la fe íntegra y completa es imposible agradar a Dios, de manera que si los ortodoxos juramentados quieren la monarquía en Rusia es sólo una, de las muchas apariencias de falsa restauración, que tradicionales ingénuos digieren, o bien difunden con dolo para seguir engañando a las almas y favoreciendo las opiniones de la falsa restauración.  ¡Cuidado con los falsis fratribus! 

 Al final el Inmaculado Corazón de María triunfará y Rusia se convertirá. [Dejará de ser cismática y juramentada]. 

¡Adelante Católicos Cristeros Contrarrevolucionarios continuemos la buena lucha!










https://elrobotpescador.com/2014/05/08/el-gran-teatro-que-hay-detras-de-la-falsa-pugna-entre-putin-y-occidente/

http://elarietecatolico.blogspot.mx/2016/07/putin-criptojudio-y-falso-mesias.html


LOS ENEMIGOS DEL ALMA: R.P. Rafael OSB





FIDELIDAD CATÓLICA EN USA

lunes, 17 de julio de 2017

Consagración a Ntra. Sra. del Carmen





“Oh, María, Reina y Madre del Carmelo, vengo hoy a consagrarme a Ti, pues toda mi vida es como un pequeño tributo por tantas gracias y bendiciones como he recibido de Dios a través de tus manos.

Y porque Tú miras con ojos de particular benevolencia a los que visten tu Escapulario, te ruego que sostengas con tu fortaleza mi fragilidad, ilumines con tu sabiduría las tinieblas de mi mente y aumentes en mí la fe, la esperanza y la caridad, para que cada día pueda rendirte el tributo de humilde homenaje.

El Santo Escapulario atraiga sobre mí tus miradas misericordiosas, sea para mí prenda de particular protección en la lucha de cada día, de modo que pueda seros fiel a tu Hijo y a Ti.

Que él me tenga apartado de todo pecado y constantemente me recuerde el deber de pensar en Ti y revestirme de tus virtudes.
De hoy en adelante me esforzaré por vivir en suave unión con tu espíritu, ofrecerlo todo a Jesús por tu medio y convertir mi vida en imagen de tu humildad, caridad, paciencia, mansedumbre y espíritu de oración.

Oh Madre Amabilísima, sostenme con tu amor indefectible, a fin de que a mí, pecador indigno, me sea concedido un día cambiar tu Escapulario por el Eterno vestido nupcial y habitar contigo y con los Santos del Carmelo en el Reino de tu Hijo. Así sea.”

S. S. Pío XII

domingo, 16 de julio de 2017

Cuidado con el demonio del gradualismo: R.P. HEWKO



Sermón P. Hewko Junio 28 2017

   Déjenme advertirles sobre una de las más grandes tácticas del demonio:  El gradualismo, esto es caer poco a poco, convertirse negligentes con respecto a los pecados veniales, lo pronto que lleva a cometerlos.

    Pero el demonio no quiere detenerse ahí, quiere que las almas entren en el hábito de cometer pecados mortales; de tal manera que se sientan atrincherados, atrapados, que no pueden salir de ellos. Así el ataque final del demonio es la desesperación y el desánimo: “soy tan malo como para la misericordia de Dios” “soy tan malo que no puede perdonarme porque he hecho mucho”. Y el diablo se mofa de ellos y esto es lo que Santo Tomás de Aquino dice que es el pecado de blasfemia contra el Espíritu Santo que no puede ser perdonado, ¿qué es? Se llama desesperación, porque el alma dice a Dios “soy un pecador demasiado grande para tu misericordia”. Nuestro Señor echa el salvavidas a la persona, al alma que se está ahogando, ¡y ahí está! ¡Judas lo tenía, lo único que tenía que hacer era tomarlo! Pero él decía: “soy tan malo, no valgo la pena ser salvado” y aun así, Nuestro Señor hace todo por salvarnos, porque todas las almas valen la pena ser salvadas porque fueron compradas a precio de sangre de Nuestro Señor Jesucristo, un precio infinito.

   Así que, cuidado con el demonio del gradualismo, de comprometerse lentamente, ir a las cosas del mundo, ocasiones de pecar… Es por eso que las Sagradas Escrituras dicen que debemos cortar desde la raíz, usar violencia para cortar esas ocasiones de pecar. Es por eso que Nuestro Señor dice: “Mejor sacarse un ojo o cortarse la mano si éste es motivo de escándalo”; que significa quitar las ocasiones de pecar, hacerlo ahora que tenemos tiempo para poder salvar nuestra alma y cuerpo.

Por eso, el gradualismo es la lenta erosión que el demonio hace en nosotros, y es por eso que diariamente debemos de rezar y pedir gracia, rezar el Rosario, estar junto a la Virgen María, ella es la Madre de Misericordia y ternura, fuerte, que aplasta al demonio. Vayamos al Sagrado Corazón, en el Sacrificio de la Misa, hagan su Comunión como si fuera la primera: como niños, si el alma está en estado de gracia es como la de un niño, aunque el cuerpo tenga 90 años. La gracia del Espíritu Santo trae juventud al corazón. Pidamos a la Virgen María hacer la comunión inflamados en el amor de Dios y siempre pelear para llegar al Cielo.

Oh María sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén