Traducir

viernes, 8 de diciembre de 2017

Oración de San Pío X a la Virgen Inmaculada


Oh, Virgen Santísima, que habéis sido agradable al Señor y os convertisteis en su Madre; Virgen Inmaculada en vuestro cuerpo, en vuestra alma, en vuestra fe y en vuestro amor, mirad con ojos benévolos a los infelices que imploran vuestra poderosa protección. La serpiente infernal, contra quien fue lanzada la maldición primera, continúa combatiendo y tentando a los pobres hijos de Eva. Vos, Madre nuestra bendita, nuestra Reina y Abogada, vos que habéis aplastado la cabeza del enemigo desde el primer instante de vuestra concepción; acoged las plegarias que, unidos a vos en un solo corazón, os rogamos presentéis ante el trono de Dios, para que jamás nos dejemos arrastrar a las emboscadas que nos son preparadas, sino que alcancemos el puerto de salvación, y que, en medio de tantos peligros, la Iglesia y la sociedad cristiana canten una vez más el himno de la liberación, de la victoria y de la paz.
Amén.

jueves, 7 de diciembre de 2017

María Inmaculada: Su Santidad


                                                   
  
   La santidad en la tierra es gracia. ¿Y quién la ha tenido mayor que María? ¿De quién se ha dicho que la ha poseído en su  plenitud? Un alma en gracia es el espectáculo más bello que podemos imaginar en la tierra. Es la imagen de la hermosura del mismo Dios. ¡Qué santidad la de Santa Mónica que supo formar a un San Agustín!, la de Santa Isabel que convirtió todo su reino a Dios, la de Santa Teresa de Jesús a quien le dijo el Señor, que sólo por ella hubiera creado el mundo con todas sus maravillas, y así miles y miles de santos y santas que perfuman a diario el jardín de la Iglesia. Junta toda esa santidad y toda esa belleza y hermosura de esas almas y compárala con la de María.  Ella en su Concepción tuvo más santidad y gracia que todos juntos. ¿Qué será María?

   El alma de María nunca se manchó lo más mínimo. Sólo María es la flor de pétalos blancos, sin polvo y sin espinas, rosa de huerto cerrado, pura más que el mismo sol, que también tiene manchas, por eso de Ella, dice la Iglesia, que “comparada con la luz, es más pura y brillante”.   ¡Qué hermosísima el alma de María!

   Por eso se encuentra en su grado perfecto en el Cielo. María Inmaculada participa de Dios, tiene más fuego de amor que todos  los ángeles juntos, porque al fin ellos son siervos y esclavos de Dios. María es la Madre del Señor y la Reina del Cielo y de los ángeles todos. ¿Qué será María?

   Mírala cual la pintó Murillo después de mucho orar y comulgar. ¡Qué retrato tan bellísimo! Pero el pintor de la realidad no fue Murillo, ni pudo ser otro que el mismo Dios. Dios con todo su poder pintó y hermoseó el alma de María.  ¿Qué será la Inmaculada?

   Toda hermosa eres Madre mía…
   Y todo un Dios se recrea en tan graciosa belleza.
   Que de esta belleza de pureza y virginidad me enamore para así imitarte en algo, y para ello te doy desde ahora alma, vida y corazón.

   ¡Mírame con compasión, no me dejes Madre mía!  Y si no me dejas en tus brazos de Madre participaré de tu belleza y contigo iré a gozar de ella en el Cielo.

   Meditaciones sobre la Santísima Virgen María
   Rodríguez Villar


lunes, 4 de diciembre de 2017

RAZONES DOCTRINALES QUE NOS LLEVARON A SEPARARNOS DE LA FALSA RESISTENCIA DE MONS. WILLIAMSON


Por lo tanto, yo no diría que cada persona individual debe alejarse de la Misa del Novus Ordo”: Mons Williamson

NDB: Publicamos excelente carta abierta de un resistente brasileño. Describe claramente los motivos que han obligado a los resistentes fieles a Mons Lefebvre y a la Iglesia Católica separarse de la falsa resistencia de Mons. Williamson.
Los liberales como Mons. Williamson fingen ignorar el error grave de sus recomendaciones, se escudan en la “buena fe”, en su “fe-confianza” propia de los liberales, que se origina en el subjetivismo.



Las razones doctrinales que nos llevaran a separarnos de la “desistencia” de Mons. Williamson

Estimados Amigos resistentes:
Su servidor tiene la intención en esta carta de indicar que nuestras razones son fuertes, y que en consciencia, no podríamos seguir unidos a aquel grupo. … Pido que su lectura de esta carta sea con atención y en oración.
Los problemas con la falsa resistencia pueden, en mi humilde punto de vista, ser divididos en dos partes: Un problema principal, y otro en problemas secundarios. El problema principal es confundir la Iglesia Conciliar con la Santa Iglesia Católica y decir que la misma Iglesia Conciliar junto con su misa bastarda (palabras de Mons. Lefebvre) pueden dar la gracia. Y entre los varios problemas secundarios podríamos enumerar el caso Valtorta; la persecución de los padres que quieren mantener la Doctrina de Mons. Lefebvre (v.g. Padre Rafael y Padre Cardozo, Padre Pfeiffer y Padre Hewko entre otros...); y por último la unión en torno de una persona (Mons. Williamson) y no en torno de la fe...
Toda la confusión que los “desistentes” hacen entre la Santa e Inmaculada Iglesia católica y la “ramera conciliar” empieza en una respuesta que Mons. Williamson dá a una señora que le pregunta si ella podría continuar yendo a la misa nueva. Para que se entienda el contexto, esta señora vive cerca de una misión de la resistencia y cuando no hay misa en este centro ella iba a la misa moderna. Y vean ustedes lo que contesta el obispo en el link del video de este referido escándalo y una traducción hecha por su servidor de las partes más importantes. En cursiva son comentarios de su servidor:
https://www.youtube.com/watch?v=vzI4WKwDlPk
Minuto 0:55: “Existe los principios y entonces existen las prácticas”. (Un pensamiento bien liberal. “La batalla se gana o se pierde al nivel de los principios” dijo el cardinal Pie)
Minuto 6:46: “Han ocurrido Milagros Eucarísticos en las misas del Novus Ordo” (el no piensa en la posibilidad de que pueden ser prodigios de origen demoníaco o pura falsificación humana. Los masones de la nueva iglesia son capaces de todo y actualmente no existe una autoridad legítima para atestiguar estos “milagros”).
Minuto 8:56: “Hay casos cuando la misma misa del Novus Ordo puede ser asistida con el propósito de edificar la fe de uno en lugar de minimizarla.” (Proponer asistir a la misa nueva es una traición a Mons Lefebvre y su obra)

Minuto 9:53: “Tenga cuidado, tenga cuidado con el Novus, aléjese del Novus Ordo, pero excepcionalmente, si usted está vigilando y orando, allá mismo usted puede encontrar la gracia de Dios. Y si lo hace, haga uso de esto para santificar su alma.” (Si Mons. Fellay dijera lo mismo, los de la falsa Resistencia lo estarían comiendo vivo. Este lenguaje del obispo es muy común en los documentos del Vaticano II: se afirma una cosa verdadera, tradicional, para después de un “pero” pasar el error).
Minuto 10:37: “Por lo tanto, yo no diría que cada persona individual debe alejarse de la Misa del Novus Ordo”. 
Después del escándalo causado por esta respuesta, y bajo protesta y pedidos de aclaración de este hecho, el referido obispo británico, en lugar de retratarse siguió escribiendo Eleisons haciendo apologías en favor de la validez de la misa nueva (y a la posibilidad de que en ella se pueda preservar la fe), “milagros” eucarísticos en la misa bastarda, y validez de las ordenaciones y consagraciones modernas. (Comentarios Eleisons 438, 445, 447).
Ahora, hagamos la comparación de las palabras arriba con lo que ha dicho Mons. Lefebvre sobre el tema:
Estamos convencidos de que la Nueva Misa expresa una nueva fe, una fe que no es la nuestra, una fe que no es la Fe Católica. La Nueva Misa es un símbolo, una expresión, un imagen de la nueva fe, una fe modernista”. (Sermón Econe, 29 de Junio de 1976) (Entonces ¿cómo puede ella preservar o nutrir la fe de uno?) 


Ya que la reforma es fruto del liberalismo y del modernismo, ella está enteramente envenenada, (Ojo, el arzobispo dijo enteramente, es decir, nada de bueno puede haber en ella) ella viene de la herejía y termina en herejía, aunque no todos sus actos sean formalmente heréticos. (The Mass of All Times p. 352)


La misa está envenenada, ella es mala y lleva uno a perder la fe poco a poco, estamos claramente obligados a rechazarla ("The Mass of All Times" p. 353)


Con relación a la Nueva Misa, destruyamos inmediatamente esta idea ridícula: Si la misa nueva es válida, podemos participarnos en ella. La iglesia siempre hay prohibido a los fieles de asistir a las misas de los cismáticos y heréticos, aun cuando las mismas sean válidas. Es evidente que no podemos participar en misas sacrílegas, y tampoco en Misas que son un peligro para nuestra fe. (Declaración sobre la nueva Misa y el Papa, 08/11/1979). (Este Atanasio del siglo XX llamaría ridículo a lo que dijo Mons. Williamson).
Creo que no hay nada que añadir a las palabras de éste gran paladín de la fe. Por sus palabras y también por todo lo que conocemos acerca de la doctrina católica acercadel Santo Sacrificio de la Misa.Podemos ser tajantes en decir que la misa nueva es mala, que estamos obligados a alejarnos de ella y que las declaraciones actuales de la falsa Resistencia representan un naufragio en la fe.Por lo tanto de ellos también debemos alejarnos.
Hay un principio de moral muy evidente que dice que algo malo nunca puede ser aconsejado positivamente, y esto lo hizo Mons. Williamson conforme se ha demostrado. Tal vez mucha gente no entienda la gravedad de esta situación por no ver claramente lo mucho que esto afecta la Gloria de Dios y la salvación de las almas. La gente ve más claramente y se escandaliza más con los errores morales que con los doctrinales (cosa que debería ser al revés). Por eso quiero parafrasear lo que dijo Mons. Williamson pero sólo cambiando de tema; es decir, reemplazando el tema de la Misa Nueva por el tema del adulterio y de este modo contestar algunas objeciones:
Hay quien diga, para defender al Obispo inglés, que su consejo fue algo privado, algo solo para aquella mujer y para aquella circunstancia.En primero lugar, no fue privado, fue en público y la opinión que él tiene sobre el tema, después la confirmó y la reforzó en sus Comentarios Eleisons y en conferencias posteriores y en una de ellas estuvo presente el padre Rafael. Pero imagínense que una mujer hubiera preguntado: “Mire, yo siento la necesidad de traicionar a mi marido, incluso esto ayuda a conservar mi Matrimonio, pues la rutina del mismo me aburre y hay el riesgo de que yo rompa con mi esposo si no tengo amantes”. Imagínense si la respuesta hubiera sido: “Esto yo no acostumbro aconsejar a nadie, pero en algunos casos, como el suyo, si el adulterio le trae algún beneficio, como el de preservar su matrimonio, y nutrir su amor por su marido, y si Ud. lo hace con cuidado para no escandalizar a nadie, pues siga haciéndolo, esto es malo, pero en algunos caso puede haber algo de bueno”. Ojo, son casi los mismos argumentos, pero solo cambiamos el tema,peroasegurándoles que el tema de la misa, por estar involucrada en ella la Gloria de Dios y la salvación de las almas, es infinitamente más grave.
Otros dirían que el Obispo sólo quería tranquilizar a la mujer que estaba llorando en sollozos. Hagamos una vez más hagamos la analogía: “Tranquilícese, señora, si Ud. se siente mejor traicionando a su esposo, hágalo...”. ¿Que les parece esto? ¡Es ridículo!
Otro argumento en defensa del excéntrico Obispo es que él podría haber estado haciendo una restricción mental. Ahora bien, en una restricción mental las palabras deben ser elegidas de tal modo que el sentido verdadero pueda ser entendido, especialmente, por aquellos que conocen del tema. Les pregunto: ¿las palabras del Obispo y la analogía que hago del adulterio pueden ser entendidas de otro modo?
Sin embargo, el Obispo continuó diciendo tontería tras tontería heterodoxicamente.Y para ser coherente con su primer error, él va a cometer el error de afirmar que la “La Neo-Iglesia es de algún modo católica” (“the neo-church is somewhat Catholic” CE 445, CE 438). Esto es blasfemo: Confundir la ramera que ha ocupado Roma con la Inmaculada Novia del Cordero... ¡Como no indignarse! Si amamos a Dios, a su iglesia y a la verdad, algo como ésto debe desgarrarnos el Corazón... Los grandes defensores de la fe como Mons. Lefebvre y Mons. De Castro Mayer tuvieron una posición diametralmente opuesta a esta de Mons. Williamson:
Que nadie os engañe, no hay ninguna correspondencia entre Mons. Lefebvre y Pablo VI. Hay una incompatibilidad radical entre la Iglesia Católica y a iglesia conciliar”. (Mons. Marcel Lefebvre, Sermón en Econe, 29 de junio, 1976)
La iglesia conciliar es una iglesia cismática, porque ella rompió con la Iglesia Católica de siempre. Ella tiene sus nuevos dogmas, Nuevo sacerdocio, nuevas instituciones, su Nuevo culto, todo esto ya condenado por la Iglesia en muchos documentos oficiales y definidos. (...) Esta iglesia conciliar, por lo tanto, no es católica. “(Mons. Marcel Lefebvre, Sermón en Econe, 29 de Junio, 1976)
La iglesia que adhiere formalmente y totalmente al Vaticano II, con todas sus herejías no es, y nunca puede ser, la Iglesia de Jesucristo. Para pertenecer a la Iglesia Católica, la Iglesia de Jesucristo, es necesario tener la Fe, es decir, no dudar o no negar ningún articulo de la Revelación. Bien, la iglesia del Vaticano II acepta doctrinas que son heréticas. (Bishop Antonio de Castro Mayer, The Roman Catholic, Agosto 1985).
Este punto de la misa y de la confusión entre la Iglesia Conciliar y la Iglesia Católica es de lejos lo más grave. Los puntos secundarios sólo los menciono de paso para no alargar más esta carta ya de por sí larga. Pero silo desean pueden profundizar ustedes mismos más estos temas que son, principalmente, el de la pseudo-mística de Valtorta con su poema blasfemo recomendado por Mons. Williamson en el Eleison 275 y dos casos morales graves ya de conocimiento público pero que prefiero no referir en esta correspondencia pues lo más grave ya está dicho, que son las cuestiones de fe.Estos escándalos morales tienen que ver con dos curas pedófilos que son apoyados en sus apostolados uno por Mons. Tomas y otro por Mons. Williamson; incluso el que es apoyado por éste vive con él en su casa.
Pasemos a otro tema de grave importancia que es la unión de la falsa Resistencia por la defensa de la persona de Mons. Williamson en lugar de estar defendiendo la fe.Mencionando también la persecución que hacen a los padres y fieles que realmente quieren resistir por la verdad. Delante de ésta espantosa claudicación del purpurado británico, hay que mencionar que, cuando el niño empieza a decir que el Rey está desnudo, entonces su guardia real, o sea, curas y bispos de la falsa Resistencia, comenzaron por perseguiral niño diciendo que el rey no estaba desnudo, o sea, que Mons. Williamson no había dicho ninguna tontería en contra de la fe. Aunque en los vestidores, es decir, a sus espaldas, algunos de los seguidores de la secta Williamsoniana reconocen que hay “cosas reprochables” en la doctrina de Mons. Williamson y llegan, por ejemplo, a considerar que la posibilidad de los “Milagros Eucarísticos” serian diabólicos:
(De una carta del padre Trincado al Padre Cardozo)
1.- Quién, terminando de leer el último Eleison, lo juzgó reprochable, diciendo:“Yo también juzgué reprochable ese primer Eleison de una serie de tres, porque trata de un asunto delicado dejando la respuesta para varios días después, con lo que se iba a generar cierto escándalo. Por eso Non Possumus lo publicó con comentarios”. Para ver ese Eleison (ver acá).
2.- “Con respecto a su opinión, de que el demonio podría haber querido obrar un milagro como el referido por Mons. Williamson. Con eso también estuve de acuerdo.” P. Trincado.
En una comunicación con otro cura tenemos aquí al Rev. Padre Trincado reprochando al Mons. Williamson. Sin embargo, ¿que hace en público ese mismo sacerdote? Lo defiende con uñas y dientes en su “Non posamos”, a punto de decir que las parábolas de Nuestro Señor Jesucristo “no son dogmáticas”, esta negación la hizo para responder al padre Cardozo, en el momento en que éste condenaba a Mons. Williamson por decir que un árbol malo no puede dar frutos más o menos buenos, !contradiciendo las propias Palabras de Nuestro Señor Jesucristo!. !Esto es trágico y cómico al mismo tiempo!
Acerca de éste mismo comportamiento, el padre Rafael es testigo, y sucedió pero ésta vez, en la persona de Mons. Tomás. En privado se lo dijo al padre Rafael:“Sí, yo veo errores en lo que dice Mons. Williamson¨, pero en público ¨¿que dice? … "Yo no veo nada de malo en los escritos de Mons. Williamson”. (Catecismo del Monasterio de la Santa Cruz/ RJ, Desembre/2015). “No Creo que Mons. Williamson escribió nada malo” (Carta al Padre Cardozo, 27/1/2016).
Para mantener un Sistema de errores siempre en la forma de una cadena de errores, los defensores del purpurado anglosajón llegan al colmo de decir, no solamente decir que su doctrina no es mala, sino que también apoyan su doctrina herética y blasfema repitiendo sus errores. Vean algunos ejemplos:
- Dominicos de Avrillé: “La Iglesia Católica tiene, misteriosamente, algo de la iglesia conciliar. Es necesario distinguirlas sin separarlas. (Le Sel de la terra, invierno 2015)
- Mons. Tomás de Aquino: “no se puede decir, absolutamente, que la Iglesia conciliar no es la Iglesia Católica”. ("Em defesa de D. Williamson I"). Cuando leo ésto de éste Obispo, me dan ganas de llorar, pues siempre lo consideré un santo varón.
- Mons. Faure: “Si en el futuro, yo fuera invitado para ir a Roma a hablar con el Papa, yo iría con Mons. Williamson. (Entrevista, Marzo 2015)
- Padre Trincado: Padre, las Nueva Misa tienen un lugar dentro de la Iglesia Católica... pero, mi querido padre, el argumento sobre el milagro fuera de la Iglesia Católica, no va con los Comentarios Eleison de Mons. Williamson, que versan sobre posibles Milagros en las Misas Novus Ordus, pues estas misas son celebradas en la Iglesia Católica (Carta al padre Cardozo, 13/13/15)
- Mons. Faure: “Donde ha visto Ud. que Mons. Lefebvre dijo que la nueva misa está fuera de la Iglesia?”(Carta al Padre Ernesto Cardozo, 6/1/16)
- Mons. Tomás de Aquino: “Debemos llegar a la conclusión que hay algo Bueno en la Misa Nueva” ("En defensa de dom Williamson II")
Si no pueden ver cuán grave es lo que dicen estos obispos y sacerdotes han dicho, entonces relean lo que dijo Mons. Lefebvre sobre estos mismos temas.
Y aquellos padres que quisieron mantener la doctrina que recibieran de Mons. Lefebvre fueron perseguidos, a ejemplo del padre Cardozo y padre Rafael. Este mismo sacerdote, que Uds. bien conocen, perdió todo apoyo y los bienes del monasterio San José, cuando su mayor benefactor, don Ricardo Zornoza, apoyado por Mons. Tomás, no le permitió regresar a las instalaciones del monasterio y ni siquiera retirar bienes muebles del monasterio. En cuanto al padre Cardozo, el Obispo benedictino recomienda que los fieles no vayan a sus misas. Allí empezó una verdadera persecución moral contra el argentino1. En Estados Unidos, ese mismo Obispo va a negar los sacramentos a los fieles del padre Pfeiffer.
… Lo más grave es minimizar las razones doctrinales de nuestra separación de la falsa resistencia y conducir a las personas a esa“falsa resistencia” y verdadera “desistencia”. Los que hacen esto demuestran que les falta doctrina y que nunca alcanzaron a entender la lucha de Mons. Lefebvre y de todos los de la verdadera resistencia. Nuestra lucha y resistencia es por la fe y queremos con la gracia de Dios poner la fe por encima de amistades, regalías, comfort, reputación y hasta de los sacramentos pues, aún sin éstos, Dios nos suplirá su ausencia para salvarnos si permanecemos fieles. Pero, sin la fe, sí que será imposible agradar a Dios y entonces será imposible la salvación.
Estimados amigos, mediten estos temas los cuales los escribo. Recen, pidan fortaleza. Denuncien públicamente, y se fuere el caso, a los que puedan entender la situación, tomen el liderazgo, aunque queden divididos de sus amigos. Solo acuérdense de que la unidad no existe fuera de la verdad y que Cristo, por razón de la verdad, siempre ha dividido (“He venido a traer la espada y no la paz...”). Busquen la ayuda de sacerdotes verdaderamente resistentes como el Padre Rafael, Padre Cardozo, Padre Pfeiffer y Padre Hewko.
Los verdaderos y buenos soldados lloran las pérdidas (como yo lloro por D. Tomas), pero no dejan el combate para llorar, antes continúan en el campo de batalla, aunque tengan el corazón destrozado…
Que Dios los bendiga,
En la Cruz de Cristo,
Resistente Brasileño

1 Dear Father Cardozo,
You should be aware that I do not advise people to receive you. The reason being the controversy surrounding Bishop Williamson's writings.
I think Bishop Williamson didn't write anything bad, and that this is an unnecessary controversy which is causing harm to many people who end up walking away, one way or another, from Bishop Williamson.
I think the best thing for you to do is to reach an agreement with Bishop Williamson, so that I can again recommend your presence to the people who are asking me what to do.
I've heard that in Ipatinga they have removed Bishop Williamson's portrait from the Mission. As long as this lasts, it is hard for me to take any other position."
I will talk to you more later.
En Xto Rege.
ir, Thomas Aquinas (Traducción al Ingles de la Carta original en Portugués) 




sábado, 2 de diciembre de 2017

EXCOMUNION A LOS MASONES: P.P. CLEMENTE XII


CLEMENTE XII
 In eminenti:  28 de abril de 1738
«Habiéndonos colocado la Divina Providencia, a pesar de nuestra indignidad, en la cátedra más elevada del Apostolado, para velar sin cesar por la seguridad del rebaño que Nos ha sido confiado, hemos dedicado todos nuestros cuidados, en lo que la ayuda de lo alto Nos ha permitido, y toda nuestra aplicación ha sido para oponer al vicio y al error una barrera que detenga su progreso, para conservar especialmente la integridad de la religión ortodoxa, y para alejar del Universo católico en estos tiempos tan difíciles, todo lo que pudiera ser para ellos motivo de perturbación».

«Después de una madura reflexión sobre los grandes males que se originan habitualmente de esas asociaciones, siempre perjudiciales para la tranquilidad del Estado y la salud de las almas, y que, por esta causa, no pueden estar de acuerdo con las leyes civiles y canónicas; instruidos por otra parte, por la propia palabra de Dios, que en calidad de servidor prudente y fiel, elegido para gobernar el rebaño del Señor, debemos estar continuamente alerta contra la gente de esta especie, por miedo a que, a ejemplo de los ladrones, asalten nuestras casas, y al igual que los zorros se lancen sobre la viña y siembren por doquier la desolación, es decir, el temor a que seduzcan a la gente sencilla y hieran secretamente con sus flechas los corazones de los simples y de los inocentes. 

Finalmente, queriendo detener los avances de esta perversión y prohibir una vía que daría lugar a dejarse ir impunemente a muchas iniquidades, y por otras varias razones de Nos conocidas, y que son igualmente justas y razonables; después de haber deliberado con nuestros venerables hermanos los cardenales de la santa Iglesia romana, y por consejo suyo, así como por nuestra propia iniciativa y conocimiento cierto, y en toda la plenitud de nuestra potencia apostólica, hemos resuelto condenar y prohibir, como de hecho condenamos y prohibimos, los susodichos centros, reuniones, agrupaciones, agregaciones o conventículos de francmasones o cualquiera que fuese el nombre con que se designen, por esta nuestra presente Constitución, valedera a perpetuidad. 

Por todo ello, prohibimos muy expresamente y en virtud de la santa obediencia, a todos los fieles, sean laicos o clérigos, seculares o regulares… que entren por cualquier causa y bajo ningún pretexto en tales centros, reuniones, agrupaciones, agregaciones o conventículos antes mencionados, ni favorecer su progreso, recibirlos u ocultarlos en sus casas, ni tampoco asociarse a los mismos, ni asistir, ni facilitar sus asambleas, ni proporcionarles nada, ni ayudarles con consejos, ni prestarles ayuda o favores en público o en secreto, ni obrar directa o indirectamente por sí mismo o por otra persona, ni exhortar, solicitar, inducir ni comprometerse con nadie para hacerse adoptar en estas sociedades, asistir a ellas ni prestarles ninguna clase de ayuda o fomentarlas; les ordenamos, por el contrario, abstenerse completamente de estas asociaciones o asambleas, bajo la pena de excomunión…»