Traducir

miércoles, 28 de diciembre de 2016

DEL ARCHIVO: RESPUESTA DE DIOS AL ECUMENISMO


Un buda colocado encima del Sagrario


Idolo buda encima del Sagrario


Terremoto en Asis 1997 destruyó el mismo altar profanado por el ecumenismo.



DIBUJO DE MONS. LEFEBVRE EN CONTRA DEL ECUMENISMO



LOS MODERNISTAS Y LIBERALES CRITICARON A MONS. LEFEBVRE POR SUS DIBUJOS. ¡MONS LEFEBVRE PERMANECIÓ FIEL Y FIRME EN LA FE!





A cualquiera que me confiese delante de los hombres, yo también lo confesaré delante de mi Padre que está en los cielos.
Y a cualquiera que me niegue delante de los hombres, yo también lo negaré delante de mi Padre que está en los cielos. San Mateo 10:32-33








sábado, 24 de diciembre de 2016

FELIZ Y SANTA NAVIDAD

EL ARIETE CATÓLICO LES DESEA FELIZ Y SANTA NAVIDAD

"Porque la salvación está ahora mas cerca que cuando empezamos a creer" (Romanos 13:11)

!ADELANTE CATÓLICOS!


HOY EN LA CIUDAD DE DAVID LES HA NACIDO UN SALVADOR QUE ES CRISTO EL SEÑOR (San Lucas 2:11)

viernes, 23 de diciembre de 2016

MONSEÑOR LEFEBVRE FUERTE EN LA FE: Father Hewko




   Recordemos que  Papa Juan Pablo II en 1986  estaba causando el más grande escándalo en la historia de la Iglesia, pues reunió a todas las religiones del mundo para orar por la paz en Asís.

  Monseñor Lefebvre no pudo llegar al Papa, por lo que se centró en hacer un dibujo.  Se puede ver  al Papa Juan Pablo II, frente al congreso de todas las religiones del mundo, y allí están Jesús y María, quienes llegan y el Papa les dice: “No no, no hay lugar para ustedes aquí; no son ecuménicos”.

  Se ve a  Dios Padre diciendo: “Este es mi Hijo muy amado”. No hay otro. Y así, el Papa excluyó a Jesús y María.

  En realidad esto sucedió en 1986. Había todo un grupo de Católicos que tenían una gran estatua de la Santísima Virgen María para llevarla a la reunión de Asís, no deberían haber estado ahí, pero lo intentaron, eran personas con buenas intenciones y les fue dicho: “No traigan esa estatua aquí, ofenderá a los luteranos y protestantes”. Realmente esto sucedió. Y hay fotografías de un oscuro cielo formándose como si la ira de Dios se estuviera acumulando por todo esto.

El siguiente dibujo que Mons. Lefebvre envió era de Nuestro Cristo parado en las puertas del Cielo, cuidando la entrada y el Papa dice: “Yo soy Juan Pablo II, el Papa ecuménico” y  nuestro Señor Jesucristo le dice: “Lo siento, pero aquí no hay más que una religión, busque en otro lugar”. Y a lado está el demonio chiflándole “¡Oye amigo! Los ecumenistas por aquí, Ps.95 (“ porque todos los dioses de los gentiles son demonios)”.

   Algunas personas se ofendieron por todo esto, de cuán “insolente” fue Mons. Lefebvre, irrespetuoso… Pero, ¿de qué otra manera puedes llegar, despertar a estos papas modernistas? Y esto ni siquiera lo golpeó, lo pasó de largo y defendió su postura.

  Así que Mons. Lefebvre, fuerte en la fe, es todavía el pilar sobre el cual nos debemos  apoyarnos y él se apoya en los hombros del Papa Pío XII y todos los demás papas buenos que le precedieron.
Mons. Fellay se ha reducido a polvo, pobre, recen por él,  ya no defiende… Cuando habla a las personas dice lo que las complacerá, pero ya no la verdad.

  Y Mons. Williamson  yo no sé por qué,  él sí lo sabe, ha estado diciendo,  recen por él, llámenle, escríbanle un e-mail… díganle “detenga sus tonterías”, vuelva a la postura de Mons. Lefebvre y el Catolicismo Tradicional. Si quieren ver un buen ejemplo, tenemos en el Gladium, donde encontrarán toda la columna en la cual Mons. Lefebvre da sus poderosos argumentos y en oposición por sus propios obispos sobre preguntas de la nueva misa, el Concilio Vaticano II, en la nueva profesión de fe, el nuevo Código de Derecho Canónico, y así. Véanlo por ustedes mismos, cómo sus hijos abandonaron a Mons. Lefebvre y cómo quién todavía está defendiendo su posición son  los sacerdotes de la Resistencia y aun así hay una falsa Resistencia y nosotros no tenemos nada que ver con favores; tenemos que apoyarnos en los sólidos hombros de la Verdad Católica.

  Necesitamos a los Macabeos para levantarnos, y esos son ustedes fieles Católicos a la Tradición. Levántense y peleen, tomen sus armas: el Rosario, el Escapulario, su Catecismo; y peleen por la Fe.

Ave María Purísima,
Sin pecado original concebida.
En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén.             

martes, 20 de diciembre de 2016

DESTRUYAMOS ESTA IDEA ABSURDA: "si la nueva misa es válida, se puede participar en ella": Monseñor Lefebvre





“Con respecto a la Nueva Misa, destruyamos inmediatamente esta idea absurda: si la nueva misa es válida, se puede participar en ella. La Iglesia siempre ha prohibido asistir a las misas de cismáticos y herejes, incluso si son válidas. Es obvio que no podemos participar en misas sacrílegas, ni en misas que ponen en peligro nuestra fe” 
(Mons Lefebvre. Declaración sobre la Nueva Misa.)




El nuevo Ordo Missae se aleja de modo impresionante, tanto en conjunto como en detalle, de la teología católica de la Santa Misa tal como fue formulada por la 20ª sesión del Concilio de Trento que, al fijar definitivamente los «cánones» del rito, levantó una barrera infranqueable contra toda herejía que pudiera atentar a la integridad del Misterio. (Breve Examen Crítico. Alfredo Cardenal Ottaviani)





60 RAZONES por las que, en conciencia, no puedo asistir a la “NUEVA MISA” o Misa de Pablo VI, o la Misa Moderna



1.- Porque la Misa Nueva es equívoca y ambigua. Es usada también por protestantes. Ahora bien, rezamos según creemos. Por lo tanto la Nueva Misa no es una profesión de Fe inequívoca, sino ambigua. Y nuestra Fe no puede ser al mismo tiempo católica y protestante.


2.- Porque los cambios no fueron insignificantes sino que “se trata de una restauración fundamental, yo diría de una mudanza total y, en ciertos puntos, de una verdadera nueva creación” (Palabras de Monseñor Aníbal Bugnini, coautor de la Misa Nueva.


3.-Porque estos cambios en la Misa, llevan a pensar “que la Verdad, siempre creída por el pueblo cristiano, puede cambiar o desviarse sin infidelidad al depósito sagrado de la Doctrina, al cual la Fe católica está vinculada por toda la eternidad” (Cardenales Ottaviani y Bacci en carta a Pablo VI).


4.-Porque la Nueva Misa representa “un alejamiento impresionante de la Teología Católica de la Misa según fue formulada en la Sesión XXII del Concilio de Trento” que, al establecer los “cánones”, proporcionaba una “barrera infranqueable a cualquier herejía que fuera en contra de la integridad del Ministerio”.


5.-Porque la diferencia entre las dos misas no es sencillamente de mero detalle o simplemente cambio en la ceremonia, sino “lo que se presenta como nuevo en la Misa Nueva es materia referente a verdades perennes”.


6.-Porque “las recientes reformas han demostrado suficientemente que las nuevas transformaciones en la liturgia, sólo conducen a una total desorientación de los fieles, quienes ya presentan señales de indiferencia y de disminución en su Fe”.


7.-Porque en tiempo de confusión como el actual nos guían las palabras de Nuestro Señor: “Por sus frutos los conoceréis”. Ahora bien, después de la reforma en la liturgia, hubo enfrentamiento en la Fe y disminución del fervor de los fieles, y según las estadísticas, disminuyó considerablemente la asistencia a la Misa dominical; en los Estados Unidos, según el “New York Times” del 24/5/76, disminución del 30%; en Francia hay, según el Cardenal Marty, disminución del 43%; en Holanda, según “New York Times” del 5/1/76, de un 50%.


8.-Porque, después de la imposición de la Misa Nueva, “la mejor parte del clero pasa, en estos momentos, por una torturante crisis de conciencia, de la cual poseemos innumerables testimonios cotidianos” (Cardenales Ottaviani y Bacci en carta a Pablo VI).


9.-Porque después de que se introdujo la Misa Nueva, según estadísticas de la Santa Sede, en sólo siete años, el número de sacerdotes disminuyó en el mundo casi en el 50%. ([De 1969 a 1976, de 413,438 a 243,307; disminución del 41.15% exactamente.) ¿Pura coincidencia? ¿Dónde está la vitalidad de la Misa Nueva? ¿Dónde está la “optatan totius ecclesiae renovationem” (deseada renovación de toda la Iglesia)?


10.-Porque “las razones pastorales aducidas para sustentar esta ruptura gravísima (con la Tradición de la Misa), aunque no tengan en ningún caso valor, frente a las razones doctrinaras, no parece, de ningún modo, suficientes” (Cardenales Ottaviani y Bacci en carta a Pablo VI).


11.-Porque la Misa Nueva no manifiesta, de modo claro, como en la Misa Tradicional, la Fe en la presencia Real de Nuestro Señor.


12.-Porque confunde de algún modo la presencia Real de Cristo en la Eucaristía con la presencia en la palabra de la Biblia y su presencia espiritual en medio de los fieles: proximidad con los errores protestantes.


13.-Porque facilita la confusión entre el Sacerdocio Jerárquico y el sacerdocio común de los fieles, como pretenden los protestantes.


14.-Porque favorece la Teoría protestante de que la Fe de los fieles, y no la palabra del Sacerdote, es la que hace estar presente a Cristo en la Eucaristía.


15.-Porque, al insertar la “oración de los fieles” luterana en la Nueva Misa no sólo se sigue, sino que se presenta como aceptable el error protestante de que todas las personas son sacerdotes.


16.-Porque la Nueva Misa elimina el “Yo pecador”  el sacerdote, y lo hace común con el pueblo y por lo tanto favorece el rechazo de Lutero: el de no aceptar la enseñanza católica de que el sacerdote es juez, testigo e intercesor ante Dios.


17.-Porque la Nueva Misa deja entender que el pueblo “concelebra” con el Sacerdote lo cual es contrario a la teología Católica.


18.-Porque fueron seis pastores protestantes los que colaboraron en su confección, sus nombres: Georges, Jasper, Shepherd, Kunneth, Smith y Thurian.


19.-Porque así como Lutero suprimió el Ofertorio, porque en él se expresaba de modo neto el carácter sacrificial y propiciatorio de la Misa, así también la Nueva Misa lo reduce a una simple preparación de las ofrendas.


20.-Porque los protestantes, sin corregir sus errores, pueden celebrar su cena usando el texto de la Nueva Misa. Es decir, se sirven de la Misa Nueva sin dejar de ser protestantes, conservando su fe protestante. Max Thurian, protestante de Taizé, dice que uno de los frutos de la Nueva Misa “será tal vez que las comunidades no católicas podrán celebrar la santa cena con las mismas oraciones de la Iglesia Católica. Teológicamente es posible” (La Croix, 30/5/69).


21.-Porque el modo narrativo de la consagración, induce a creer que se trata sólo de una memoria de la Cena y no un verdadero y propio Sacrificio (herejía protestante).


22.-Porque, por las graves omisiones, llevan a pensar que se trata sólo de una cena o de un sacrificio de acción de gracias solamente y no de un sacrificio propiciatorio; esto es, que favorece el error protestante de que la Misa es sólo un banquete y que el sacerdote sólo es presidente de la asamblea.


23.-Porque, con las otras innovaciones a que prestó ocasión, como el altar en forma de mesa, el sacerdote orientado hacia el pueblo, la Comunión de pie o en la mano no sólo dio margen a abusos, sino que favorece la doctrina protestante, según la cual la misa es sólo un banquete y el sacerdote solamente presidente de la asamblea.


24.-Porque, a causa de todo eso, los protestantes, posiblemente burlándose de nosotros, dijeron: “Las nuevas plegarias eucarísticas católicas han abandonado la falsa perspectiva del sacrificio ofrecido a Dios” (La Croix, 10/12/69). Y más: “Ahora en la Misa renovada, no hay nada que pueda perturbar al cristiano evangélico” (Siegevalt, profesor de teología dogmática en la Facultad protestante de Strasburg).


25.-Porque estamos frente a un serio dilema: o bien nos hacemos protestantes siguiendo la Nueva Misa o, por el contrario, conservamos nuestra Fe católica al adherirnos fielmente a la Misa tradicional de siempre.


26.-Porque la Misa Nueva fue elaborada de acuerdo con la definición protestante de la Misa: “La Cena del Señor o Misa es la sagrada sinaxis o asamblea del Pueblo de Dios que se congrega, presidida por el sacerdote, para celebrar el memorial del Señor” (N° 7 de la “Institutio Generalis” del 6/4/69, documento que presenta la Nueva Misa).


27.-Porque la Misa Nueva no agrada a Dios, quien detesta las cosas ambiguas y las palabras de doble sentido como es la Misa Nueva, que pretende agradar a católicos y protestantes y más a éstos.


28.-Porque quien asiste a la Misa Nueva, especialmente cuando es acompañada de cánticos nuevos de fuerte sabor protestante (sin hablar de las guitarras y baterías), tiene la clara impresión de asistir a una reunión, culto o cena protestante.


29.-Porque, siendo ambigua y favoreciendo la herejía, es peor que si fuese claramente herética, porque así es más engañadora: la peor moneda falsa es la más parecida a la verdadera.


30.-Porque la Santa Misa es el sacrificio de la Esposa de Cristo, que es la Iglesia Católica. Por lo tanto no puede ser al mismo tiempo de la Esposa de Cristo y de otras iglesias o sectas contrarias al verdadero y único Cristo: esto sería ofensivo para Cristo y su Esposa.


31.-Porque la Misa Nueva obedece al mismo esquema de la Misa protestante de Cranmer, uno de los jefes del anglicanismo y feroz perseguidor de la Iglesia; los métodos empleados para introducirla, siguen, finalmente, las huellas de este heresiarca inglés.


32.-Porque la Iglesia canonizó varios mártires ingleses que dieron su vida por no adherir a una misa muy semejante a la Misa Nueva, que era la misa anglicana.


33.-Porque muchos ex protestantes convertido al Catolicismo quedaron escandalizados al ver en la Misa Nueva la misma “Misa” a que ellos asistieron cuando estaban en el error. Uno de ellos (Julien Green) llegó a preguntarse: “¿Por qué nos convertimos?”


34.-Porque las estadísticas nos demuestran una gran disminución de las conversiones al Catolicismo, después de la implantación de la Nueva Misa e inclusive un gran crecimiento de las sectas protestantes en los países católicos. Así por ejemplo, en los EE.UU., las conversiones que sumaban 100,000 aproximadamente por año, descendieron a menos de 10,000.


35.-Porque ningún santo celebró o asistió a esta Misa, al paso que la Misa Tradicional hizo muchos santos, según el testimonio del propio Pablo VI: “innumerables santos con abundancia nutrieron la propia piedad para con Dios mediante el mismo (Misa Tradicional))…” (Const. Apost. Missale Romanum).


36.-Porque, al contrario, la Misa Nueva está siendo instrumento y ocasión de los mayores desvaríos y profanaciones de la Santísima Eucaristía y del lugar Santo; lo cual ocurre con mucha frecuencia. Ahora bien, eso no acontecía, según el testimonio del Card. Renard, Arzobispo de Lyon, en Francia: “Acontece que son celebradas misas sin el suficiente respeto, por ejemplo, sin ningún vestido litúrgico, sin Creo in Pater, con un canon inventado, o en plena refección profana, sin oraciones”. “Sucede a veces, que hay concelebraciones con seglares o con sacerdotes casados…, que no se purifique más el cáliz al final de la Misa, o que se dejen rodar sobre una mesa o un altar partículas de pan consagrado” (Vison, messes de L´Antechrist, pág. 4).


37.-Porque la Nueva Misa es, en sí, modernista; a pesar de las apariencias inocula una nueva Fe que no es la Fe Católica. Sigue perfectamente la táctica modernista de jugar con ambigüedades y términos imprecisos para infundir errores. (Táctica denunciada y condenada especialmente por San Pío X.)


38.-Porque no constituye factor de unidad en la Liturgia, como la Misa Tradicional lo hacía, de hecho, cada sacerdote celebra la misa como quiere, bajo el pretexto de creatividad. Así el nuevo “Ordo” de la Misa merecía llamarse nuevo desorden, porque lo ha producido constantemente. Además el el nuevo Ordo de la Misa no es seguido prácticamente en ningún lugar, tal como fue presentado oficialmente, lo que agrava sus defectos.


39.-Porque muchos teólogos, canonistas y sacerdotes respetables no haceptaron la Misa nueva y afirmaron que en conciencia no la pueden celebrar.


40.-Porque la Nueva Misa ha eliminado muchas cosas, tales como: las genuflexiones (quedan sólo tres), la purificación de los dedos del sacerdote en el cáliz, la preservación de los mismos dedos de todo contacto profano después de la Consagración, la piedra consagrada (Ara) y las reliquias, los tres manteles de lino (hoy se usa uno sólo), y otras muchas, lo cual no hace más que confirmar de modo específico el implícito repudio de la Fe en el dogma de la Presencia Real. (“Breve examen crítico del Nuevo Ordo” de los Cardenales Ottaviani y Bacci).


41.-Porque es una misa artificialmente fabricada y no una Misa enriquecida y perfeccionada por una tradición multisecular como la Misa de siempre que fue codificada y no inventada por un papa que fue un santo, San Pío V.


42.-Porque las traducciones en la versión vernácula (las aprobadas) de la Nueva Misa, vinieron a aumentar y agravar los errores presentes ya en su texto en latín, y así acentuaron más su carácter modernista.


43.-Porque, debido a todos esos errores y ambigüedades del rito, corre fácilmente el riesgo de ser celebrada inválidamente, quedando así la Iglesia privada del verdadero sacrificio, y nosotros expuestos a la ira de Dios. Los Cardenales Ottaviani y Bacci afirman en el examen crítico: “Los sacerdotes que en un futuro próximo no hubieran recibido la formación tradicional, y que se fiaran en el Nuevo Ordo de la Misa y en su ‘Institutio generalis’ para hacer lo que hace la Iglesia, ¿consagrarán válidamente? Es legítimo dudarlo.”


44.-Porque “la Misa es lo que existe de más bello y mejor en la Iglesia… Así, el demonio procuró siempre, por medio de herejes, privar al mundo de la Misa, haciéndolos precursores del anticristo, el cual, antes de todo, procurará abolir y realmente abolirá el Santo Sacrificio del Altar, en castigo por los pecados de los hombres según la profecía del profeta Daniel, 8, 12: «Y que le fue dado poder contra el Sacrificio perpetuo, por causa de los pecados (del pueblo)”. (Palabras de San Alfonso María de Ligorio).


45.-Porque en los lugares donde se conserva la Misa Tradicional, la Fe y el fervor de los fieles son mayores, mientras que se aprecia lo contrario donde predomina la Misa Nueva. (Lo confirma la relación sobre la Santa Misa en la diócesis de Campos, presentada al cardenal James Knox, publicada en ROMA, n° 69, agosto de 1981, pág. 29).


46.-Porque, junto con la Misa Nueva, aparecieron los catecismos nuevos, la moral nueva, predicaciones e ideas nuevas, el nuevo calendario, el nuevo código, en fin, UNA IGLESIA NUEVA. La Misa Nueva es una de las manifestaciones de la nueva Iglesia y el punto central del progresismo. “La reforma litúrgica es, en sentido muy profundo, la llave del Aggiornamento (modernización de la Iglesia). No os engañéis: es ahí donde comienza la Revolución” (declaración de Mons. Dwyer, Arzobispo de Birmingham, en su calidad de portavoz del Sínodo Episcopal).


47.-Porque la belleza intrínseca, esencial, de la Misa Tradicional, atrae las almas por sí mismo, mientras que la Nueva Misa, al faltarle atracción propia, tiene que inventar novedades para interesar y poder atraer al público.


48.-Porque la Nueva Misa contiene muchos errores ya condenados de modo dogmático por el Concilio de Trento: la Misa recitada totalmente en vernáculo, las palabras de la Consagración dichas en voz alta, por Pío VI (los mismos errores en la condenación del sínodo de Pistoya) y Pío XII (condenó, por ejemplo, en la encíclica “Mediator Dei” el, altar en forma de mesa).


49.-Porque la Misa Nueva intenta realizar el gran deseo judeo masónico de transformar la Iglesia Católica en una iglesia nueva, ecuménica y que abarque, al mismo tiempo, todas las ideologías, todas las religiones, la verdad y el error. Al respecto es sintomática la declaración de Dom Duschak, del 5/11/62: “Mi idea sería introducir una misa ecuménica…” Al preguntarle si su posición venía de sus diocesanos, respondió: “No, encuentro, inclusive, que se opondrían, como bien se oponen numerosos Obispos. Pero si se pudiese colocarla en práctica creo que terminarían por aceptar” (citado por el P. Ralph Wiltgen, en “El Rhin desemboca en el Tiber”)


50.-Porque atenta contra el dogma de la Comunión de los Santos, prescribiendo la supresión, cuando el sacerdote celebra solo, de todos los saldos y de la bendición final; del “Ite Missa est” inclusive en la la Misa celebrada con ayudante (“Breve examen crítico”, Cardenales Ottaviani y Bacci).


51.-Porque da más valor al altar que al Tabernáculo. Ahora recomienda conservar al Santísimo en un lugar apartado, como si se tratase de una reliquia cualquiera, de manera que, al entrar en la Iglesia, no será ya el Tabernáculo el que atraerá inmediatamente la atención, sino una mesa despojada y desnuda (“Breve examen crítico”).


52.-Porque el nuevo rito de la Misa ha dejado de ser un culto vertical que va del hombre hacia Dios, pero convertirse en un culto horizontal, en cuento este nuevo rito se limita a volver al hombre hacia el hombre y no al hambre hacia Dios. Además la nueva iglesia es la religión del hombre. ¿Donde queda la gloria de Dios?


53.-Porque la Misa Nueva, diciendo obedecer al Concilio Vaticano II, en verdad contraría inclusive sus disposiciones, pues dicho Concilio declaró que la Iglesia quiere conservar y promover los ritos tradicionales.


54.-Porque la Misa Tradicional, llamada de San Pío V, jamás ha sido legalmente abrogada, de acuerdo con las leyes canónicas vigentes (cf. Cánones 22 y 30).


55.-Porque el Papa San Pío V concedió un indulto perpetuo (que no fue hasta hoy abrogado) válido para siempre, para celebrar la Misa según su Misa, libre y lícitamente, sin ningún escrúpulo de conciencia y sin que se pueda incurrir en alguna pena, sentencia o censura (Bula “Quo Primum Tempore”).


56.-Porque Pablo VI, al presentar la Nueva Misa, no tuvo la intención de comprometer en ella la infalibilidad pontifica. Fue él mismo quien lo declaró, en el discurso de 19/11/69, refiriéndose al nuevo Ordo: “El rito y la respectiva rúbrica de por si no son una definición dogmática; son susceptibles de una codificación teológica de valor diverso…”


57.-Porque cuando el Cardenal Heenan de Inglaterra le preguntó al papa Pablo VI si había o no prohibido la Misa Tridentina, le respondió que “no era su intención prohibir absolutamente la Misa Tridentina” (Card. Heenan en carta a Houghton Brouw, presidente de “Latin Mass Society”).


58.-Porque, a pesar de que reconocemos la suprema autoridad del Papa y su gobierno universal en la Iglesia, así como la autoridad de los obispos, sabemos que esa autoridad no puede imponernos la práctica de aquella que va claramente en contra de la Fe: una Misa equívoca y que favorece la herejía y que , por tanto, desagrada a Dios


59.-Porque el Concilio Vaticano I (dogmático y no sólo pastoral) define: “El Espíritu Santo no fue prometido a los sucesores de San Pedro para que estos, bajo la revelación del mismo, predicaran una nueva doctrina, sino para que, con su asistencia, conservasen santamente y expusiesen fielmente el Depósito de la Fe, o sea, la Revelación heredada de los Apóstoles” (Dz. 3070). Ahora bien, por lo que vimos antes, La Misa Nueva vehicula una nueva doctrina.

60.-Porque la herejía, o todo a aquello que la favorece, no puede ser materia de obediencia. La obediencia está al servicio de la Fe y no la Fe al servicio de la obediencia. Es este caso, “se debe obedecer antes a Dios que a los hombres” (Act. 5, 29).SE TRATA POR LO TANTO DE UNA OBLIGACIÓN GRAVÍSIMA DE CONCIENCIA EL NO ACEPTAR LA NUEVA MISA. EN ESO ESTA EN JUEGO LA SALVACIÓN ETERNA.












lunes, 19 de diciembre de 2016

QUERIDOS FAMILIARES, FIELES Y AMIGOS: R.P. RAFAEL OSB





Queridos familiares, amigos y fieles que luchan por la fe a “capa y espada”. A falta de liderazgo y para combatir el veneno de la confusión y ambigüedad que nos hace adormecer las armas, que deberían estar constantemente afiladas, para la lucha por la defensa de Cristo Rey y de su Iglesia y como parte de mi responsabilidad moral y espiritual de paternidad que tengo sobre ustedes, les he escrito las siguientes líneas, así lo ha querido la Divina Providencia.

Ustedes mismos no desean que exista división entre nosotros, miembros de la misma familia católica tradicional, y no tiene porque haberla, todos queremos ser parte del Cuerpo Místico de Cristo Nuestro Señor por toda la eternidad!. Entonces ¿que está pasando?

      Ustedes saben que en otro tiempo, por la gracia de Dios, fui sacristán de la capilla San Atanasio de la FSSPX, día y noche por 5 años, y que ahora soy monje y sacerdote,  entonces ¿será que el Padre Rafael ya no quiere servir a Dios ni salvar almas ya que nos quiere alejar de la FSSPX?
  Quiero que reflexionen sobre el siguiente hecho que es de todos ustedes conocido. Yo como religioso tengo votos perpetuos de obediencia en la orden benedictina, y a pesar de eso tuve que salir y en conciencia todavía no puedo regresar a mi monasterio.

Este sólo hecho les debe dejar pensando de que una de dos cosas está pasando: o el Padre Rafael sufrió algo sumamente grave que lo hizo salir de la FSSPX o la segunda opción es que el Padre Rafael está loco; ya que salió de su monasterio con votos perpetuos y eso no se puede hacer sin poner en grave peligro la salvación de su alma.

O una cosa o la otra es verdadera, y como estamos hablando de un tema grave que tiene que ver con la fe y la salvación de la almas, por lo menos del alma del Padre Rafael, entonces ustedes están obligados a preguntarse que está pasando y comenzar a investigar o a ayudar por caridad al Padre Rafael para que no pierda su alma.

   Por mi parte quiero darles un poco de luz para que ustedes sepan que dirección tomar.
   “El justo vive de la fe”, dice Nuestro Señor Jesucristo. O sea que el católico se debe mover por la luz de la fe más que por la luz de las opiniones o de las personas o de la FSSPX, o de las apariencias. Los principios católicos deben ser nuestra guía a seguir por encima de todo lo demás.  Si las opiniones, las personas o la FSSPX, o las apariencias se ajustan a la fe, a los principios, a la verdad, entonces los seguimos. Pero si no es así, pues entonces es claro que no los podriamos seguir ya que “sin la fe es imposible agradar a Dios” , y porque solo “el que crea se salvará…”.

   Ahora, ustedes me preguntarán, ¿en que punto, querido Padre Rafael, la FSSPX se está alejando de la fe como para que yo decida ya no seguirla y apartarme de ella así como usted está hizo al salir de su monasterio?. Respuesta: poner en peligro la fe es un pecado contra el primero y el segundo mandamiento de la ley de Dios.

En cuestiones de religión o se está con Cristo o contra Cristo, no hay línea media o compromiso posible, este es el primer mandamiento de la ley de Dios, en esto estaría la acusación de “radicalismo” con que acusaron a Mons. Lefebvre y a sus seguidores desde el Vaticano II, que decidió abrazar el ecumenismo y la libertad religiosa.

Para estar con Cristo debemos rechazar el Vaticano II y su espíritu diabólico que ha creado otra religión con la apariencia de católica. A esa religión hay que condenarla y combatirla, y no podemos tener parte con ella bajo pena o amenaza de estar traicionando a Cristo.

Ahora, la FSSPX desde 1996 con la creación del GREC, ha estado sistemáticamente intentando reincorporarse a esta falsa religión en apariencia “católica”. El católico gana o pierde al nivel de la fe. Al nivel de la fe, esta actitud de compromiso es totalmente reprobable especialmente porque es algo habitual y es una política de ley establecida por la FSSPX. “Por los hechos los conoceréis”. Esta actitud de adulterio con otra religion de manera sistemática es lo que nos obliga a separarnos de la FSSPX de manera habitual.

Objeciones:
1.- Pero queremos resistir internamente sin salirnos de la FSSPX.
   Respuesta: La cabeza de la FSSPX cambió el rumbo del barco, no se puede resistir dentro del barco sin pelear con  el general del barco. Se podría uno quedar en ese barco sólo si el general volviera al rumbo original. Por ello existe el pecado de OMISION, cuando uno no hace lo que debería hacer. A pesar de que los que van en el barco no hayan cambiado de rumbo, basta con que el barco cambie de dirección y que ellos no reaccionen contra el capitán del barco para consideramos cómplices de la desviación del barco al menos por omisión. Si el barco se dirige hacia la ruina (aceptación del VII, misa nueva, etc..) ¿quién se quedaría sin saltar solo por agradar al capitán? Cuando el capitán seguía los principios de Jesucristo teníamos la obligación de seguir, ayudar y rezar por el capitán.

2.-  Pero no vemos ningún cambio malo en la práctica.
   Respuesta: La fe es de la cosas que no se ven. La batalla es al nivel de los principios. Esperar a reaccionar hasta ver las consecuencias de los falsos principios es como querer abandonar el barco, que ya cambió de rumbo, sólo cuando se esté hundiendo; eso sería demasiado tarde para reaccionar.

3.-  Pero los superiores tienen la gracias de estado, basta rezar.
   Respuesta:  Nuestro Señor dijo “Velad y orad para no caer en la tentación”. No dijo: “orad y confiad en los superiores”. Mas bien el pidió que vigilemos ya que puede haberlobos entre los pastores, entre las ovejas. Que uno tenga la gracia de estado no significa que uno necesariamente vaya a ser fiel a esa gracia. “El justo peca 7 veces al día” dice el Eclesiástico.

  4.- Hay que obedecer a los superiores.
    Respuesta: SI, siempre, excepto cuando nos manden algo contra la fe o los mandamientos. La fe esta por arriba de la obediencia. Por ello la obediencia ciega está prohibida. Y por eso Jesucristo dijo: “El justo vive de la fe”.

  5.-  Pero necesitamos los sacramentos, solo iré a la FSSPX por los sacramentos.
     Respuesta:  El vivir de la fe es el espíritu de los sacramentos.Una comunión o misa espiritual puede valerle más a una persona bien dispuesta, que los sacramentos a una persona mal dispuesta. Dios es fiel y suple nuestras necesidades con su poder, misericordia y bondad. “Sin la fe es imposible agradar a Dios”. Un sacerdote sin fe o que pone en peligro la fe no es agradable a Dios y no se le debe seguir. La fe del sacerdote o la falta de fe puede fomentar o poner en peligro la fe del feligrés.

Es un peligro contra la fe frecuentar un sacerdote que él mismo está poniendo en peligro su fe. Y cuando la prioridad de la Congregación a la que pertenece ese sacerdote ya no es ladefensa de la fe y la enseñanza de la verdad, pierde su sabor y su razón de existir. O algo nos lleva a Cristo o nos aleja. O los sacerdotes nos llevan a Cristo o nos alejan. “El que no recoge conmigo desparrama”, sí desparrama pero dá validos sacramentos entonces ¿podría ir a recibir esos sacramentos? La respuesta es NO!. Muchos sacerdotes de la Fraternidad San Pedro dan sacramentos válidos, mons Lefebvre prohibía ir con ellos, el lo dijo, los de San Pedro nos traicionan en la lucha por la defensa de la fe.

Es un pecado poner en peligro la fe. Es poner en peligro la fe el frecuentar un sacerdote cuya Sociedad religiosa ya no tiene como prioridad Cristo, la fe y la verdad, ya que ya no estaría con Cristo sino contra Cristo. Y uno se hace cómplice de un pecado por omisión, cuando en materia grave uno no actúa o resiste cuando debería actuar o resistir.

6.- Pero tenemos que permanecer unidos, no queremos división.
  Respuesta: Nuestro Señor Jesucristo solo prometió la unión en la fe, esperanza y en la caridad. Unión sobrenatural con Jesucristo. Salirse de la fe o de la caridad, o de la pelea por la fe y la caridad es salirse de la lucha por Jesucristo, es no pelear bajo su bandera. Al dejar de ser prioritaria la defensa de la fe, la FSSPX automáticamente dividió con la espada a los que quieren seguir luchando por la fe en la caridad, de los que quieren seguir unidos por un vínculo diferente del de la fe en la caridad.Los que dividen no son los resistentes del modernismo sino los que se comprometen con el modernismo. O sea, los que dividen no son los resistentes de verdad, sino los que quieren mantener la unidad al margen de la lucha por la fe (Mons. Fellay).
Dios los bendiga, estan en mis oraciones y misas de todos los días
Viva Cristo Rey


viernes, 16 de diciembre de 2016

SERMON DEL PADRE DAVID HEWKO: Sufriremos persecución!


UN SIERVO NO ES MAYOR QUE SU SEÑOR, SI ME PERSIGUIERON A MI TAMBIÉN LOS PERSEGUIRÁN A VOSOTROS
San Juan 15:20



 ¡Adelante católicos cristeros de los últimos tiempos! Sufriremos persecusión, pero primero la sufrió Nuestro Señor Jesucristo.

Los Católicos que queremos ser fieles  a Nuestro Señor Jesucristo  tenemos que mantener la Fe verdadera y no modernizada o comprometida con el mundo moderno. La  Iglesia de nuestro Señor Jesucristo puede estar reducida a un puñado pero sabemos que  vamos a ganar. Así quede un sólo Católico en toda la tierra.

"Voy a reinar a pesar de todos mis enemigos", le dijo Nuestro Señor Jesucristo a Santa Margarita María de Alacoque.

   Los papas del Concilio Vaticano II le han quitado la corona a nuestro Señor, se han burlado de Él, los obispos, los sacerdotes, hay una apostasía total como lo predijo nuestra Señora de Fátima, habló de esta desorientación diabólica. Ahora, esta desorientación diabólica está afectando a los líderes de la FSSPX, y desde hace dos años [AHORA 4], estas ideas modernas, esta revolución, han infectado como una enfermedad a toda la familia de la tradición.
Nuestro Señor Jesucristo nos dijo: ustedes serán perseguidos por mi nombre.

    Este terrible compromiso en la FSSPX es algo terrible que ha sucedido. Y los líderes deberán responderle a Nuestro Señor Jesucristo Rey. Recordemos la bestia del Apocalipsis, esa bestia que tiene hermoso cabello largo de mujer. ¿Qué es esa bestia?

 Recuerdo a Monseñor Williamson al darnos la clase de Sagrada Escritura nos decía que los Padres de la Iglesia decían que esa bestia eran los líderes con ideas femeninas: ecumenismo, libertad religiosa, colegialidad, que es la democracia en la iglesia, libertad de conciencia, libertad de prensa que envenena las mentes, libertad en las universidades para enseñar lo que sea, esas ideas son viciosas, arrancan la fe de los corazones, nos están haciendo un lavado de cerebro peor que el que tenían los que estaban en los campos de concentración de Stalin, por eso la bestia tiene garras de oso, con las que arranca el estado de gracia de las almas. Estos son los hombres modernos y los líderes políticos desde Paulo VI, puras sonrisas, y en el clero también.  Las ideas femeninas están llevando las almas al infierno. Los hijos de Monseñor Lefebvre fuimos entrenados para pelear específicamente contra este enemigo del modernismo. ¿Qué pasa cuando se empieza a hablar como modernista, y a usar frases dobles como los modernistas, y a castigar a los hijos que quieren ser leales a nuestro Señor Jesucristo, a los Papas de la Tradición y a Monseñor Lefebvre. Expulsándolos, silenciándolos, transfiriéndolos. 

No seamos engañados por las sonrisas y amabilidad de estas personas porque esa no es la dulzura del Sagrado Corazón, nuestro Señor es leal a la verdad," la dulzura de mi Corazón es toma tu cruz y sígueme". Siguiendo a nuestro Señor en la abnegación descubriremos la dulzura de Dios que no es de este mundo.

    Sufriremos.  Sufriremos persecución. Nuestro Señor es muy honesto, el camino que tenemos que seguir está lleno de espinas, pero tendremos la felicidad en nuestra alma, la verdadera paz del alma, y obtendremos el cielo. Ustedes ya saben que el demonio es mentiroso, el promete dulzura en este mundo, dulzura, dulzura, dulzura y al final amargura, si alguno de nosotros perdemos la fe no vamos a poder salvar nuestra alma y vamos a arder en el infierno por toda la eternidad.

   En la FSSPX ese documento de la declaración doctrinal es tan grave que ha comprometido la Fe.  Si ustedes o yo firmáramos ese documento, iríamos directo al infierno, porque es un compromiso con Vaticano II, “aceptado a la luz de la tradición”, es aceptar el nuevo Código de Derecho Canónico que está lleno de herejías, acepta la comunión a los no católicos, tuerce el fin del matrimonio, exalta la democracia dentro de la Iglesia, borrando básicamente el estado clerical, y el nuevo juramento de fidelidad condenado por Monseñor Lefebvre, y que la nueva misa es legítima. Si ustedes se fijan en los arreglos hechos por Campos, o cualquiera de los otros grupos tradicionalistas que han hecho compromisos con Roma modernista, todos ellos han firmado  lo mismo que Monseñor Fellay firmó. Recuerden la bestia del Apocalipsis con garras de oso, es con lo que estamos tratando.

    Monseñor Lefebvre fue un verdadero obispo del Sagrado Corazón. Nos advirtió del gran peligro amenazando a nuestros fieles, que es  ponernos bajo la Roma modernista y los obispos conciliares. Y ahora en esta entrevista reciente con Monseñor Pozo, básicamente dice que el acuerdo estará llegando pronto, es inminente, todo por la firma de la declaración doctrinal por Monseñor Fellay, lo único que falta es la declaración pública del acuerdo.

    Las treinta piezas de plata han sido pagadas, fueron pagadas hace dos años, en 2012. Por eso, nosotros como católicos no queremos traicionar a nuestro Señor Jesucristo. Queremos seguirlo a Él, no a la versión del Concilio Vaticano II, no la versión protestantizada, no la infidelidad por supuesto de los musulmanes, queremos pelear y permanecer fieles a nuestro Señor Jesucristo Rey, el Sumo Sacerdote, quien fundó Su Iglesia Católica y contra la cual las puertas del infierno no prevalecerán contra Ella.

    Estamos en este mundo, todos sentimos la presión, todos sentimos la persecución de este mundo moderno a cada nivel, pero debemos estar alegres en el reinado de Cristo Rey, nuestro Señor dijo: Yo reinaré a pesar de mis enemigos. Ese reino vendrá y se hará la Consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María quien quiera que sea el Papa.

Donde nuestro Señor Jesucristo no reina hay desorden y obscuridad decía Cardenal Pie. San Pío X lo llamaba mi maestro.  Tomó su nombre pontifical de él. "Cristo debe reinar aquí abajo. Debe inspirar las leyes. Santificar la moral. Iluminando la educación. Regular los actos de los gobernantes. Si nuestro Señor Jesucristo no reina por Su presencia, trayendo muchas bendiciones a todos los países, reinará por su ausencia. Ausencia en las constituciones, en las banderas, en las leyes, en las escuelas, en las universidades, Cristo está tan ausente, ya no se le puede encontrar más. Y en las escuelas modernas les están enseñando a los niños el judaísmo, y todos esos niños con la religión musulmana que llevan derecho al infierno. Nuestro Señor Jesucristo no es amado en el mundo occidental. Y si nuestro Señor Jesucristo no es amado  y es ignorado esas naciones van a ser destruidas como nuestra Señora de Fátima nos advirtió. Y América está incluída en estos castigos que profetizó nuestra Señora de Fátima. Ahora América (USA) y Canadá tienen leyes glorificando a los sodomitas. Recemos el Santo Rosario, usemos el escapulario. Nuestra Señora prometió la victoria. Victoria más grande que la de Nuestra Señora de Guadalupe. Pero si estos sodomitas infectan la mente del clero, ¿qué puede parar la ira de Dios si los líderes de la Iglesia crucifican a nuestro Señor otra vez? 

Este es nuestro tiempo, este es el período de la apostasía. Debemos pelear. ¿ A los ojos de Dios es la resistencia inútil? A los ojos de Dios es una gran victoria. Porque todos  mártires que han dado su vida por la fe fueron directo al Cielo. Todos ellos pelearon por una causa correcta. Todos los mártires de Inglaterra protestantizada, todos los mártires en Ucrania, traicionados por Paulo VI, los Cristeros en México, en Francia con la Revolución Francesa, todos los mártires de las persecuciones comunistas, todos pelearon por los mismos principios por los cuales nosotros estamos peleando ahora. Separar la Iglesia del Estado es un principio liberal, que destrona a Cristo Rey, y pone todas las religiones al mismo nivel. Nuestra pelea es la misma, y el Arzobispo Marcel Lefebvre quería que nosotros comprendiéramos esto muy bien.

    Estamos luchando por la Iglesia Católica Romana de la Tradición, luchamos por nuestro Señor Jesucristo Rey y Eterno  Sumo Sacerdote.

    La separación de la Iglesia y el Estado, el Concilio Vaticano II, la libertad religiosa  se burlan de nuestro Señor Jesucristo, el ecumenismo crucifica a Cristo Rey, por eso NO PODEMOS hacer compromiso con estas ideas masónicas que triunfaron en el Concilio Vaticano II, por eso lo que está pasando dentro de la FSSPX es muy grave, es el triunfo de la masonería dentro de la familia de la tradición. Nosotros NO vamos a tolerarlo, no vamos a hacer compromisos, eso va a significar persecución, muerte, pasar hambre, lo que sea, ¡bendito sea Dios! Que Dios nos dé la fuerza para soportarlo.

    La tenemos fácil si lo comparamos con nuestros antepasados, hay mucha gente asustada hasta la muerte, pero ustedes, queridos fieles, jamás olviden las palabras del Arzobispo Lefebvre nuestra pelea es la misma que la de los católicos de la revolución francesa, es la misma de San Pío X quien condenó el modernismo, es la misma bestia, todo lo que huele a dulce está envenendo. La vida fue fácil para los que aceptaron las nuevas ideas, ¿pero dónde están sus almas ahora? Ellos ya tuvieron su recompensa aquí en la tierra. Ahora están ardiendo en el infierno para siempre.       

Recemos a la Madre de Dios, a través de Ella, el reinado de Cristo Rey regresará.  Él quiere que el Papa consagre Rusia al Corazón Inmaculado de María con todos los obispos. El quiere que el Corazón de Su Madre sea honrado junto con el suyo.  ¿Quién sintió el dolor cuando la lanza traspasó el Sagrado Corazón de Jesús? Nuestro Señor ya estaba muerto. Lo sintió  Nuestra Señora. Y esa herida la hubiera matado si Dios milagrosamente no le hubiera sostenido la vida. Ella sufrió más allá de los que  nosotros podamos comprender. Así que,  ¿cómo vamos a mantener la Fe hoy? ¿Cómo vamos a ser fuertes en estos tiempos? ¿Cómo vamos a ser fieles en estos días? Va a ser permaneciendo muy unidos, cerca  y consagrados al Inmaculado Corazón de María.  Dios lo quiere. Él lo desea. Esa es Su bandera, el Corazón de Su Madre. 

Lean el libro: Lo destronaron por Arzobispo Lefebvre, leanlo una y otra vez.  Ahí está la esencia del problema. Recen el Santo Rosario en familia. Estudien juntos estos temas. Estudien juntos las Encíclicas. Inviten  a sus vecinos a rezar el Rosario. En algunos poblados están haciendo una pequeña procesión con la imagen de Nuestra Señora, y algunos curiosos se unen al rezo del Santo Rosario. Con esto podrán convertir algunas almas.  En su lugar de trabajo, hagan la señal de la cruz. No tengan pláticas sucias.  No asistan a shows peligrosos.  Sean hombres de virtud. Sean honestos en sus negocios.  Eso habla por sí solo. Difundan la Fe por el ejemplo, y con las palabras cuando vean que es necesario. Y ustedes esposas, ustedes mujeres, ¿cómo van a difundir el Reinado de Nuestro Señor Jesucristo? Teniendo los hijos que Dios les mande. Nuestro Señor quiere niños. Miren a los santos, cuántos de ellos llegaron al último de familias muy numerosas. Sean generosas. Y ustedes señoras de mayor edad, no piensen que están ya retiradas. Tienen que pasar la Fe a sus nietos y ahijados, a sus amigos y a sus familias.  Recen en su soledad. Ofrezcan sus sufrimientos.

Nada se desperdicia en los planes de Dios. Y ustedes jóvenes,  ustedes seminaristas, qué gloria consagrarse a Cristo Rey y a Nuestra Señora, en tiempos en los que no hay gloria en esto. En tiempos en los que ustedes son ridiculizados por el mundo moderno. Pero aquellos de buena voluntad saben que es lo correcto. Recen por llegar a ser buenos sacerdotes. Son un pequeño ejército listo para pelear. Ustedes se van a sacrificar por las almas. Van a ser sacerdotes de nuestro Señor Jesucristo para conquistar el mundo para Cristo Rey.  Van a ser  sacerdotes  del Sagrado Corazón de Jesús. Y si les toca viajar, será una de las cruces que deberán cargar. Ustedes  niños, tienen los grandes ejemplos de tantos niños santos. Muchos de los cuales murieron mártires. Sean generosos con Dios, recen para conocer Su voluntad. 

Así que, ya sean monjas, sacerdotes, casados, niños, debemos pelear las últimas batallas que quedan, por el reino de Cristo Rey y el triunfo del Inmaculado Corazón de María. Estamos del lado ganador. "Reinaré a pesar de mis enemigos". El viene del cielo a este altar en la Santa Misa. Este Rey viene a visitarnos. Él sabe que estás cansado, Él sabe que estás preocupado, Él sabe que estás confundido en medio de toda esta confusión.


El Rey baja y nos alimenta y nos da su Cuerpo, Sangre,  Alma y Divinidad en la Sagrada Eucaristía, su gran sacrificio sobre el altar en la Santa Misa, de Él mismo sobre la Cruz. Nos da a Su Madre, nos da Su gracia, nos da nuestros ángeles guardianes, nos da Su doctrina, ¿qué más queremos? SIRVAMOS A DIOS CON ALEGRÍA, pidámosle que nos de fortaleza en esta batalla, y marchemos con la bandera del Corazón Inmaculado de María. ¡Oh María sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos.