Traducir

miércoles, 19 de julio de 2017

PUTIN FALSO MESIAS: Mismas malas noticias de Rusia


NdB: Putin y sus amigos masones son parte del nuevo orden mundial trabajan para arrastrar almas al infierno. Rusia y sus malos dirigentes son un instrumento del castigo de Dios a la humanidad, profetizado en Fátima, hasta que no se conviertan por intermediación del Inmaculado Corazón de María y su debida consagración por el Santo Padre y todos los obispos del mundo, no se espere nada bueno de ellos.

La iglesia ortodoxa rusa actual y la de sus satélites (iglesias monocéfalas) aparte de ser cismáticas (es mucho decir), son iglesias juramentadas desde la década de los treintas al comunismo ateo. El secretario general del partido comunista y líder del politburó decidía quien era el Patriarca de la iglesia ortodoxa rusa. Nimio detalle a tomar en cuenta, para quienes creen que se están convirtiendo. Esta iglesia ortodoxa está en contubernio con el comunismo ateo y con el neo-comunismo de Yeltzin y Putin.

La iglesia ortodoxa rusa que se opuso al comunismo fue exterminada y de existir permanece en la clandestinidad, la iglesia ortodoxa rusa "Uniata" fue la más perseguida por los comunistas y exterminada o permanece en la clandestinidad, la iglesia católica en Rusia y Ucrania con Rito Oriental aprobado fue perseguida casi a su extinción, perseguida incluso por los conciliares al mando de Paulo VI, si no está extinguida abrasaron el modernismo y sus errores.

Sin la fe íntegra y completa es imposible agradar a Dios, de manera que si los ortodoxos juramentados quieren la monarquía en Rusia es sólo una, de las muchas apariencias de falsa restauración, que tradicionales ingénuos digieren, o bien difunden con dolo para seguir engañando a las almas y favoreciendo las opiniones de la falsa restauración.  ¡Cuidado con los falsis fratribus! 

 Al final el Inmaculado Corazón de María triunfará y Rusia se convertirá. [Dejará de ser cismática y juramentada]. 

¡Adelante Católicos Cristeros Contrarrevolucionarios continuemos la buena lucha!










https://elrobotpescador.com/2014/05/08/el-gran-teatro-que-hay-detras-de-la-falsa-pugna-entre-putin-y-occidente/

http://elarietecatolico.blogspot.mx/2016/07/putin-criptojudio-y-falso-mesias.html


LOS ENEMIGOS DEL ALMA: R.P. Rafael OSB





FIDELIDAD CATÓLICA EN USA

lunes, 17 de julio de 2017

Consagración a Ntra. Sra. del Carmen





“Oh, María, Reina y Madre del Carmelo, vengo hoy a consagrarme a Ti, pues toda mi vida es como un pequeño tributo por tantas gracias y bendiciones como he recibido de Dios a través de tus manos.

Y porque Tú miras con ojos de particular benevolencia a los que visten tu Escapulario, te ruego que sostengas con tu fortaleza mi fragilidad, ilumines con tu sabiduría las tinieblas de mi mente y aumentes en mí la fe, la esperanza y la caridad, para que cada día pueda rendirte el tributo de humilde homenaje.

El Santo Escapulario atraiga sobre mí tus miradas misericordiosas, sea para mí prenda de particular protección en la lucha de cada día, de modo que pueda seros fiel a tu Hijo y a Ti.

Que él me tenga apartado de todo pecado y constantemente me recuerde el deber de pensar en Ti y revestirme de tus virtudes.
De hoy en adelante me esforzaré por vivir en suave unión con tu espíritu, ofrecerlo todo a Jesús por tu medio y convertir mi vida en imagen de tu humildad, caridad, paciencia, mansedumbre y espíritu de oración.

Oh Madre Amabilísima, sostenme con tu amor indefectible, a fin de que a mí, pecador indigno, me sea concedido un día cambiar tu Escapulario por el Eterno vestido nupcial y habitar contigo y con los Santos del Carmelo en el Reino de tu Hijo. Así sea.”

S. S. Pío XII

domingo, 16 de julio de 2017

Cuidado con el demonio del gradualismo: R.P. HEWKO



Sermón P. Hewko Junio 28 2017

   Déjenme advertirles sobre una de las más grandes tácticas del demonio:  El gradualismo, esto es caer poco a poco, convertirse negligentes con respecto a los pecados veniales, lo pronto que lleva a cometerlos.

    Pero el demonio no quiere detenerse ahí, quiere que las almas entren en el hábito de cometer pecados mortales; de tal manera que se sientan atrincherados, atrapados, que no pueden salir de ellos. Así el ataque final del demonio es la desesperación y el desánimo: “soy tan malo como para la misericordia de Dios” “soy tan malo que no puede perdonarme porque he hecho mucho”. Y el diablo se mofa de ellos y esto es lo que Santo Tomás de Aquino dice que es el pecado de blasfemia contra el Espíritu Santo que no puede ser perdonado, ¿qué es? Se llama desesperación, porque el alma dice a Dios “soy un pecador demasiado grande para tu misericordia”. Nuestro Señor echa el salvavidas a la persona, al alma que se está ahogando, ¡y ahí está! ¡Judas lo tenía, lo único que tenía que hacer era tomarlo! Pero él decía: “soy tan malo, no valgo la pena ser salvado” y aun así, Nuestro Señor hace todo por salvarnos, porque todas las almas valen la pena ser salvadas porque fueron compradas a precio de sangre de Nuestro Señor Jesucristo, un precio infinito.

   Así que, cuidado con el demonio del gradualismo, de comprometerse lentamente, ir a las cosas del mundo, ocasiones de pecar… Es por eso que las Sagradas Escrituras dicen que debemos cortar desde la raíz, usar violencia para cortar esas ocasiones de pecar. Es por eso que Nuestro Señor dice: “Mejor sacarse un ojo o cortarse la mano si éste es motivo de escándalo”; que significa quitar las ocasiones de pecar, hacerlo ahora que tenemos tiempo para poder salvar nuestra alma y cuerpo.

Por eso, el gradualismo es la lenta erosión que el demonio hace en nosotros, y es por eso que diariamente debemos de rezar y pedir gracia, rezar el Rosario, estar junto a la Virgen María, ella es la Madre de Misericordia y ternura, fuerte, que aplasta al demonio. Vayamos al Sagrado Corazón, en el Sacrificio de la Misa, hagan su Comunión como si fuera la primera: como niños, si el alma está en estado de gracia es como la de un niño, aunque el cuerpo tenga 90 años. La gracia del Espíritu Santo trae juventud al corazón. Pidamos a la Virgen María hacer la comunión inflamados en el amor de Dios y siempre pelear para llegar al Cielo.

Oh María sin pecado concebida, rogad por nosotros que recurrimos a Vos.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén 

jueves, 13 de julio de 2017

DAVID PREFIGURA DE CRISTO VENCE AL DIABLO: R.P. HEWKO



Traducción Sermón P. Hewko 2 de Julio 2017
4to Domingo después de PentecostésNashville, Tennessee
Fiesta de la Visitación de la Sma. Virgen María.

La Epístola está tomada de la carta del apóstol San Pablo a la iglesia de los Católicos en Roma, capítulo 8.

“Hermanos Creo que los sufrimientos de la presente vida no son comparables con la gloria, que ha de manifestarse en nosotros. Así la creación ansía la manifestación de los hijos de Dios. Sujeta a la vanidad, no de grado, sino por causa de aquél que la sujetó, espera también ella ser redimida de esa servidumbre de la corrupción, para conocer la gloriosa libertad de los hijos de Dios. Porque sabemos que hasta ahora toda la creación gime como con dolores de parto. Y no sólo ella, sino también nosotros, que tenemos ya las primicias del Espíritu Santo, suspiramos de lo íntimo del corazón, aguardando el efecto de la adopción de los hijos de Dios, la redención de nuestro cuerpo, en Jesucristo Señor nuestro.”

El Evangelio está tomado de San Lucas, capítulo 5.

“En aquel tiempo: Hallábase Jesús junto al lago, de Genesaret, apretujado por la turba que oía la palabra de Dios, y vio dos barcas a la orilla del lago, cuyos pescadores habían bajado y lavaban las redes. Subiendo, pues a una de ellas, que era de Simón, pidióle la desviase un poco de la orilla. Y sentándose dentro, instruía a las turbas. Acabada la plática, dijo a Simón: Guía mar adentro, y echad vuestras redes para pescar. Replicóle Simón: Maestro, toda la noche hemos estado fatigándonos, y nada hemos cogido; no obstante, fiado en tu palabra, echaré la red. Y habiéndolo hecho, recogieron tan gran cantidad de peces que la red se rompía. Por lo cual hicieron señas a sus compañeros de la otra barca, de que viniesen a ayudarles. Vinieron luego, y llenaron con tantos peces las dos barcas, que poco faltó para que se hundiesen. Viendo esto Simón Pedro, echóse a los pies de Jesús, diciendo: ¡Apártate de mí, Señor, que soy un hombre pecador! y es que el asombro se había apoderado de él, como de todos los demás que con él estaban, en vista de la pesca que acababan de hacer. Lo mismo sucedía a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo y compañeros de Simón. Entonces dijo Jesús a Simón: No temas; de hoy en adelante serás pescador de hombres. Y ellos, sacando las barcas a tierra, dejaron todo y le siguieron.” Esas son las palabras de las Sagradas Escrituras.

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Durante esta semana tenemos la lectura del breviario del Libro de los Reyes. Saúl fue ungido rey, pero él fue por malos caminos por el pecado y, especialmente, dice el Espíritu Santo, por su orgullo. Y entonces Dios envió un profeta, Samuel, para ungir a un pequeño pastor nacido en Belén: David, el Rey David. Él es prefigura de Cristo en muchas maneras y escribió los 150 Salmos. David sería ungido Samuel en medio de su familia, probablemente era un adolescente de unos 20 años, dice que era joven y rosado, fuerte y atractivo. La prueba de su fuerza está en que él cuidaba las ovejas para su padre y una vez fueron atacadas por un oso, David sostuvo con la cabeza del animal contra su cuerpo y con solo sus manos lo mató. Luego, otra vez vino un león y como, probablemente David era buen lanzador con su honda que le había ayudado a acabar con las bestias, lo mismo sucedió con el león. David era un chico rudo, con callos en sus pies, corriendo sobre rocas, acampando noche, vigilando las ovejas; siendo un pastor.

Luego, viene la historia que amamos, es la que conocemos: la de Goliat. Dice el Espíritu Santo que Goliat declaró la guerra a los israelitas, que llevaba un casco, una gruesa cota de malla, y hombreras de bronce y el palo de su lanza era como un rayo, la hoja de hierro de la misma pesaba 600 siclos (6.8 kg); él era un tanque humano. Así que gritaba al Ejército de Israel: “Acaso, ¿no soy filisteo y ustedes los sirvientes de Saúl? ¡Escojan a un hombre y que venga a pelear conmigo! Si puede pelear conmigo y matarme, nosotros seremos sus sirvientes; pero si yo venzo ustedes serán los sirvientes y deberán servirnos”

Y Saúl y todos los israelitas se consternaron y asustaron mucho. ¿Por qué se asustaron? Cuando los hombres pierden la fe y se debilitan en la moral se convierten en personas sin objetivo. Es por eso que en los últimos 100 año hay crisis en la humanidad, ya no saben qué defienden.

El Cardenal Pie dice que lo que hace a un hombre, hombre, es la fe Católica y no me refiero a la falsa fe del CVII o distorsiones sentimentales, me refiero a la verdadera fe Católica, que los Papas nos pasaron de la tradición, que Nuestro Señor Jesucristo es Dios, Rey y que el orden político debe de reconocerlo y adorarlo como rey, que la Suprema Corte debe de apoyar la verdadera religión Católica y desterrar todas estas leyes que provocan la ira de Dios: aborto, divorcio, sodomía. Alemania acaba de aprobar una ley sodomita. Nuestro mundo está colapsando y los hombres están sin carácter porque han perdido la fe. La tasa de suicidios sigue elevándose. ¿Por qué es esto? Por la pérdida de la fe. Su brújula está en un huracán, no saben a dónde ir, qué es derecha o izquierda y por eso hasta una nación se vuelve un conjunto de parásitos en busca del siguiente placer. Zombies frente a las pantallas. ¿Cuánto tiempo se pierde en videojuegos o en Internet? Sin hablar de todos los peligros en él. Y todos sufrimos de eso. Por lo que, lo que hace a los hombres, hombres-y las mujeres necesitan verdaderos hombres-es la profesión de Cristo Dios Rey y Supremo Sacerdote.
Entonces, Saúl y los israelitas están asustados, pero David que tenía siempre conversación con Dios en el corazón derramó los 150 Salmos que escribió inspirado por el Espíritu Santo.

El desafío de Goliat continuó por 40 días y el joven David visitó el campamento de Saúl y se enteró de lo que sucedía. David, lleno de fe, dijo a los hombres del campamento: “¿Quién es este filisteo no circuncidado, que se ha atrevido a maldecir el ejército de Dios Vivo? Que el corazón de ningún hombre esté consternado por su causa. ¡Yo, su servidor, pelearé contra ese filisteo!” Recuerden que la religión judía era la verdadera antes de la venida de Cristo y preparó la religión Católica con el Nuevo Testamento.

Y todos, asombrados, incluyendo el rey se preguntaron: “¿quién este pequeño pastor?”. Probablemente hubo un debate entre los soldados “¿quién es este pastor?!” “Regresa a cuidar las ovejas”. Saúl dijo: “Ve y que el Señor esté contigo”. Trataron de ponerle dos armaduras y cotas de malla, pero no le quedaron; era muy incómodo para él, apenas podía caminar. David dijo: “No lo necesito, usaré mi honda de cuero y tengo piedras”.

Todo esto tiene un significado. San Agustín dice que la armadura incómoda es el Antiguo Testamento, sus preceptos y ceremonias y David prefigura Cristo, quien cumplirá todos los sacrificios del Antiguo Testamento y sus ceremonias igualmente. Ahora ya no somos sacerdotes sacrificando animales y cabras y rociando sangre y quemando a la víctima. Ya no lo hacemos; ahora es una oblación limpia, como lo dijeron los profetas y Malaquías, que sería una oblación limpia de pan y vino convertidos en el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo. Y ese es el Sacrificio de la Misa.

David va al arroyo y toma 5 piedras lisas, como lo dice el salmo 109 “y del torrente del arroyo beberé” y éste es la Pasión de Cristo, “y escogeré cinco piedras victoriosas”, que son las cinco heridas de Cristo; como dice San Agustín.

La honda es de cuero, porque el cuero es estirado y secado, como lo será Cristo en la Cruz. David también llevará con él, para enfrentarse a Goliat, un gran palo de madera que utilizaba para pastorear, y tomará una de las piedras en el camino, y esa piedra también simboliza a Cristo porque el profeta Daniel dice: “una piedra golpeará a la estatua, derribándola”.

David ya va al encuentro de Goliat quien ve aproximarse un chico y exclamó y gritó y rugió desafiante, moviendo su espada frente a David que viene sin armadura y su honda. Goliat gritó: “¿Acaso soy un perro que vienes a mí con un palo?” Y el filisteo maldijo con sus dioses a David, quien le dijo: “Vengo a ti en el nombre del Señor de los Ejércitos de Israel, a quien tú has ultrajado. Que toda esta asamblea sepa que el Señor no ve con espada y lanza porque es Su batalla y Él te entregará a nuestras manos”.

Goliat se mofó, pero David confiaba en Dios. Un pequeño hombre contra un ejército y un gigante, ¿no es este el estado de la Iglesia? Reducida a un puñado de personas que guardan la fe, luchan por la tradición. Ha sucedido antes en muchos países: la resistencia de Cristeros en México, la Vendeé en Francia, Andreas Hofer, un granjero que lideró una resistencia Católica frente a Napoleón, que utilizó los Sagrados Corazones de bandera, y luchó para evitar la instalación de la Constitución Masónica; tuvo dos grandes victorias contra Napoleón hasta que un traidor hizo que destruyeran a todo el ejército Católico. Pero Nuestro Señor Jesucristo siempre tiene la victoria. Esta pelea es sobre la fe.

Goliat se precipitó hacia David y él se apresuró a cargar su honda con una piedra, la lanzó y la piedra se hundió en la frente del gigante, derribándolo. David corrió hacia él, le quitó el casco y con su espada le cortó la cabeza frente a todos. Los israelitas se regocijaron y los filisteos enmudecieron.

David es la prefigura de Cristo, la piedra que derribará los poderes del infierno (Goliat), el reino de Satanás, pecado y muerte. Le quitará el casco, descubrirá la conspiración, como lo hicieron los Papas en la tradición: han expuesto las conspiraciones francmasónicas y socialismo, condenándolas una y otra vez; lo mismo con el comunismo, que son expertos con el ataque e infiltración. Entonces, la Iglesia quita el casco y Jesucristo le corta la cabeza al demonio a través del calcañar de la Virgen María y por supuesto la espada es la Cruz. Por eso la Cruz es la victoria sobre el demonio y por eso la amamos, la hacemos muchas veces al día; es el símbolo de nuestra redención y es el nombre de la Sma. Trinidad, que mora en nosotros como amigo, como invitado para ser amado, adorado y santificar todas nuestras acciones.

Como dice San Agustín: los hijos de Israel estuvieron frente a frente 40 días con el enemigo, y que por eso los 40 días, como las 4 estaciones, los 4 rincones del mundo representan esta vida, en la cual los hijos de Dios siempre se hallan en batalla contra Goliat y su ejército, el demonio y los ángeles caídos.

Pertenecemos a la Iglesia Militante, podemos hacer reparación por los pecados y luchar siempre contra el demonio, el mundo y la carne. Luchar por la integridad de la Religión Católica, porque siempre ha sido la batalla de los grandes Santos y Papas contra el error y la herejía. Debemos de permanecer fuertes contra el CVII, la nueva misa y contra todo compromiso y aunque nuestro Papa ha perdido la fe y está destruyendo la Iglesia, sigue siendo el Papa y debemos rezar por él, por su conversión y la de Roma. ¿Y qué hay de los 4 obispos consagrados por Mons. Lefebvre? Están bailando con el Vaticano, incluso Mons. Williamson que lidera la falsa resistencia, porque excusan la nueva misa, “la nueva misa alimenta la fe”, “el CVII no es tan malo” y así. Si empiezan a jugar, a comprometerse es como poner su mano a un león hambriento; te va a romper la mano y llevarte a su jaula. No se juega con el modernismo o se pierde la fe.

Resumiendo: como David fue figura de Cristo, quien se enfrentó al Goliat espiritual, el demonio, así como la roca que lo golpeó, que salió de una gran montaña, la Virgen María. Y la piedra rueda haciéndose cada vez más grande, a similitud de la religión Católica que se esparce en el reino de las almas, en ámbitos políticos y económicos. Y aplasta herejías, idolatrías, musulmanes y judíos, protestantes y la fe Católica es victoriosa sobre sus enemigos, porque Cristo es la Verdad, y la Verdad es la que nos hace libres. La Virgen María, es la Virgen Madre escogida por Dios para dar a luz a este león de la tribu de Judá, Jesucristo Rey.

Profesemos la fe y defendámosla. Hagamos actos de amor que agraden a Dios, digámosle: “Dios mío os amo, ayudadme a reparar por mis pecados y los de todo el mundo”. Dios nos dio grandes tesoros: la sagrada fe, el sacrificio y corazón de Nuestro Señor Jesucristo, quien se ofreció por nosotros y esta última arma, reservada por Dios para estos tiempos de apostasía: el Corazón Inmaculado de María. Pidámosle su corazón para amar a Dios con él y hacer reparación.

El Corazón Inmaculado de María nos elevará rápidamente a la santidad, al amor de Dios y el prójimo y nos hará permanecer fieles a la tradición Católica y pelear como guerreros contra la destrucción modernista. Ella aplasta la masonería, el comunismo, el socialismo, sionismo; ella aplasta y odia el CVII y la nueva misa, porque éstos dos atacan a su Hijo y ella es como la mamá osa que cuando le atacan a su cachorro ella lo defiende. Estemos cerca a ella y luchemos con sus armas, recemos el Rosario que nos arranca de las garras del demonio, convierte pecadores, saca vocaciones, porque el demonio quiere alejar a los jóvenes que tienen vocación y el Rosario gana estas batallas.

Santa Teresita del Niño Jesús decía que: “cuando llegues al Cielo vas a tener a vietnamitas, negros, chinos, congos, sudafricanos, rusos… acercándose a ti y diciendo que gracias a tus Rosarios ellos llegaron al Cielo”. Así es como funciona y la Virgen de Fátima nos lo dijo. Vayamos con ella y recemos el Rosario.
Ave María Purísima, sin pecado original concebida.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

miércoles, 5 de julio de 2017

LA PSEUDO-RESTAURACIÓN: Padre Julio María TAM (CAPITULO I)



Evitar el mayor número de reacciones y controlarlas es lo que han hecho las huestes modernistas. Esto mismo se observa en las congregaciones tradiecuménicas (FSSP, IBP, FSSPX), mediante el control de fieles y grupos de católicos. La falsa resistencia de Monseñor Williamson y sus ayudantes es otro reciente ejemplo de control de fieles y grupos de católicos, que en vez de hacer crecer y defender la FE, mezclan o permiten mezclar liberalismo con catolicismo. 
Ellos mismos promocionan en privado (se cuidan de hablar en público) a la FSSPX liberal, le encuentran lo "católico" a la nueva misa, permiten a sus fieles ir a casi cualquier misa tradicional (excepto con los sacerdotes de la verdadera resistencia de Mons Lefebvre), mientras no se critique a sus líderes todo esta permitido.  Niegan el sacramento de Confirmación a quienes no son sus adeptos...
Si encuentran alguna similitud con la estrategia de la Revolución y la falsa restauración, descrita en este libro, no es coincidencia.
La masonería ha estado siempre detrás de esta guerra a Dios. ¿Quién se atrevería a decir que no siguen actuando? 


LA PSEUDO-RESTAURACIÓN: Padre Julio María TAM 

Capítulo I

Hipótesis futuras

1 - Hipótesis futuras.
En este análisis no perdamos de vista las grandes líneas de la historia de la Revolución, porque esta lógica seis veces secular no cambia nunca. Una mirada a la historia nos enseña que las Sociedades secretas son fieles a sus consignas. Nada de emociones, ni de sentimentalismos en las maniobras de la Revolución. No dejemos de leer todos los detalles de la actualidad a la luz de las grandes líneas de este pro- ceso lógico: desde hace seis los siglos, la Revolución no cambia. La Revolución es una ciencia y la Contra-Revolución también.

¿De qué manera puede concretarse la Pseudo-Restauración, es decir, la construcción de la futura Iglesia conservadora católica liberal y de la falsa cristiandad?

Podemos tratar de resumir, de manera un poco esquemática, los últimos hechos históricos:

I.- Hasta el Papa Pío XII, la Iglesia no se adapta doctrinalmente a la Revolución (al mundo) y continúa afirmándose a sí misma como la verdad objetiva, única, exclusiva. Entonces la Revolución suscita grandes persecuciones y el genocidio de pueblos católicos: los Cristeros en México (1926), España (1936), Rusia, Vietnam, etc...

II.- Con los Papas Juan XXIII, Pablo VI y Juan Pablo II, los hombres de Iglesia, mediante el Concilio Vaticano II, se adaptaron a la Revolución, introduciendo los principios de la libertad, igualdad y fraternidad (el relativismo) en la teoría y en la práctica de la Iglesia. En los 30 años siguientes al Concilio, cesan las grandes persecuciones, la Revolución desarma su brazo violento, el Comunismo con la Perestroïka. Quedan pequeñas persecuciones: el Líbano, Croacia, el asesinato de algunos hombres de Iglesia.

III.- Ahora, el clero, en los años 60, podía pensar en adaptar la Iglesia al mundo moderno, sin demasiados traumas; en efecto, en los últimos países católicos, el poder aún permanecía en manos de la Iglesia. Estos eran Estados confesionales católicos (Italia, España, América latina en general...)

Allí no había ley de divorcio, de aborto, de eutanasia, de homosexualidad... Pero en los años que van de 1960 a 1990, la Revolución aceleró su marcha satánica, se ha asistido a la laicización de los países católicos: separación de la Iglesia y del Estado, laicismo en las escuelas, los hospitales, el ejército, debilitamiento del poder católico en todos los niveles, revolución cultural laica, fomento y victoria de las filosofías laicas, aparición de partidos liberales, triunfo del relativismo, libertad e igualdad de las religiones, tolerancia universal, crítica del pasado de la Iglesia, difusión de las sectas, aceptación del programa del laicismo por los católicos, totalitarismo laico, dogmatismo laico y democrático... mantenimiento de las formas exteriores de un cristianismo vacío de su esencia, hombres “católicos” al frente de instituciones laicizadas; el Estado, amo y señor de las religiones. En Europa, la inmigración de los pueblos no católicos, los hombres de Iglesia predicando las doctrinas de la Revolución...




IV. - ¿Qué harán ahora los hombres de Iglesia? Sólo les quedan estas posiblilidades:

a) seguir adaptándose a la Revolución,
b) romper con ella, o fingir una ruptura.

He aquí nuestras hipótesis:
a) Si los hombres de Iglesia continúan adaptándose a la Revolución, en el futuro se asistirá a una destrucción más completa de la doctrina y de la estructura de la Iglesia. Ella perderá cada vez más su identidad, a cambio de una cierta paz. Aquí será cada vez más importante el papel de la Hermandad Sacerdotal S. Pío X, encabezando las reacciones. 

[NdB: ESTA ES LA GRAN DECEPCIÓN PARA MUCHOS, LA FSSPX HA PREFERIDO ADAPTARSE Y PACTAR CON LA REVOLUCIÓN. MEDIANTE CONCESIONES DOCTRINALES COMO RESULTADO TENEMOS UNA MEZCLA ABOMINABLE DE LA VERDAD CON LA MENTIRA].



En esta hipótesis, las próximas concesiones a la Revolución serán entre otras: aceptación de los contraceptivos, la mujer en la liturgia, la reinserción de los sacerdotes casados en el ministerio, la supresión del celibato, la eliminación de todo rastro de confesionalidad. En un porvenir más lejano (porque la Revolución en la Iglesia es un fenómeno que sobrepasa a cada uno de los Papas que cumplen una pequeña parte) aun creyendo que las fuerzas del Infierno no prevalecerán, nosotros prevemos una creciente democratización de la estructura de la Iglesia, según el modelo del Sínodo Diocesano de Roma en 1992; concesión del poder deliberativo al Sínodo, avance del proceso de unificación con las demás religiones, creciente ruptura con el Magisterio anterior, antiproselitismo, sumisión al Nuevo Orden Mundial, silencio ante losexcesos de la Revolución, a las blasfemias públicas, exaltación de los derechos del hombre, pacifismo acompañado de un rearme moral a lo protestante. (2)

b) En caso de que se entre en ruptura (o pseudo-ruptura) con la Revolución, una situación de persecución reaparecerá, como en la época de Pío XII, y puede ser peor aún. (3)

He aquí las diferentes hipótesis que se pueden dar:
1.- Una ruptura en el mismo interior de la Iglesia Conciliar -porque el frente modernista no es uniforme: aun manteniendo una unidad disciplinaria, está muy dividido en el plano doctrinal-. Se asistirá a la formación de una iglesia católico-liberal y de otra católico-progresista, sin excluir la elección de dos Papas. (4) 
[NdB: INCREIBLE VISION CASI PROFÉTICA ESTO SUCEDE EN LA ACTUALIDAD]



2.- La Iglesia progresista seguirá a la Revolución en todos sus excesos y será apoyada por ella; la iglesia conservadora liberal tendrá un papel capital en toda Revolución: retroceder todo lo posible, pero manteniendo los principios revolucionarios. 

Estudiaremos esta metamorfosis de la Revolución en la Iglesia, porque para nosotros es la más peligrosa. Esta sería la hipótesis de una pseudo-ruptura. Trataremos de mostrar la base doctrinal, los instrumentos, las obras ya concluidas, y los proyectos futuros. Nosotros la llamaremos la “Pseudo-Restauración”.

3.- Una persecución seleccionada de los “fundamentalistas”. Es de interés el estudio de la identificación doctrinal del fundamentalismo, su criminalización, el eco en los medios, los proyectos de leyes que permiten ponerlo fuera de la ley, y las aplicaciones ya en vigor. (5) Se ha dicho “persecución seleccionada”, porque ella depende de las divisiones de las fuerzas actuantes, del lado progresista y del lado liberal (6). Así se podrá asistir al final de la Perestroika, y a la resurrección del brazo violento de la Revolución. (7)

V.- Las previsiones racionales se unen aquí a las luces que sobre el porvenir nos proporcionan las profecías admitidas por la Iglesia. Ya hemos recordado que la lógica última de la historia, es el combate entre Nuestro Señor Jesucrito y Satanás. Actualmente el enemigo ha conseguido, con la Revolución, poner a las almas en estado de apostasía y de pecado sin precedentes en la historia de la Iglesia ¿En qué momento el Demonio decidirá hacer la vendimia para el Infierno?

Las bombas atómicas están preparadas; están en manos del socialismo, del liberalismo satánico y de sus amos, y se presenta la siguiente cuestión: por ejemplo, si Dios ha decidido detener la Revolución, con castigos (porque es paradójico que Dios exista y que el mundo esté en este estado), los jefes de la Revolución, viendo que no pueden terminar la construcción de su templo masónico, de su torre de Babel, ¿serán fieles a la consigna de los Jacobinos?: “Haremos de Francia un cementerio, si no podemos regenerarla a nuestra manera”. (8)

VI.- En esta situación, el hombre se ve obligado a levantar los ojos al Cielo y a contemplar la promesa de la Santísima Virgen en Fátima: “Al fin mi Inmaculado Corazón triunfará”. Humanamente no hay solución, la Revolución está muy fuerte, tiene todo el poder; hay demasiados “conservadores” mal formados que caen fácilmente en las trampas de las pseudo-restauraciones. Los que combaten seriamente en las filas de la Contra-Revolución son un número reducido, los otros son espectadores.

¿Quiere Dios Nuestro Señor preparar las condiciones para una intervención admirable de Su Santa Madre? ¿Condiciones tales que ya no sea posible dudar de que ése sea el triunfo sobrenatural del Bien sobre el Mal? Porque Satanás, pese a todo, es el servidor de Dios, «...haciendo lo que él quiere, trabaja para el cumplimiento de los pensamientos divinos». (9)
Esto nos lleva a concluir con una última hipótesis histórica.

VII.- Hipótesis sobre la falta de desarrollo de la cristiandad de la Edad Media debido a la resistencia a la gracia de la exaltación histórica de la Madre de Dios. Porque la gracia no puede perder su fuerza (10). ¿Por qué entonces en lugar de la expansión de la cristiandad por todos los continentes, el gráfico de la historia muestra seis siglos de descenso hasta las tinieblas del siglo XX?.

¿Puede suponerse que hubo una resistencia a la gracia? Algunas almas privilegiadas llamadas a predicar la exaltación histórica de la Santísima Virgen no lo habrían hecho? ¿Era ésta la condición requerida por la Santísma Trinidad para cumplir el mandato del Señor: "Id y enseñad a todas las naciones”?.

Ya las resistencias de Lucifer y de Adán precipitaron a los hombres una primera vez en las tinieblas pre-cristianas, y la Encarnación, y el “Fiat” de la Virgen nos devolvieron a la luz. ¿Por qué a finales del Siglo XX la Providencia, de manera extraordinaria llama la atención de los fieles sobre la Santísima Virgen por medio de las grandes apariciones de Lourdes, de Fátima? ¿Va a cumplir Ella un papel histórico? ¿La gracia que los hombres habrían rehusado rechazo que habría provocado el comienzo de la Revolución, la Santísima Trinidad, que no renuncia a su Plan de Amor, la impondrá en todo su esplendor?

Entonces algo admirable nos espera, porque no podemos prever lo que Dios hará; Él es el Ser Superior, nosotros somos seres inferiores. Él hará algo que jamás podremos imaginar, que nos colmará de un indecible amor. Además, estaba profetizado: “... Ella te aplastará la cabeza”. La teología atribuye al Padre la Creación, al Hijo la Redención, al Espíritu Santo la difusión de la Iglesia, y a la Virgen el papel histórico de aplastar la cabeza de la serpiente y de su obra: la Revolución; y en Fátima la promesa se hizo: “Al fin mi Corazón Inmaculado triunfará”.

“Venid, oh Madre de Dios, os esperamos, cumplid lo que la Santísima Trinidad y nosotros esperamos de Vos sólo Vos tenéis el permiso de Dios para aplastar la cabeza de la serpiente. Venid ya.”

2.- Dos peligros y dos remedios
Como es previsible, los próximos años nos pondrán frente a dos situaciones particularmente peligrosas que nuestra lúcida prudencia debe considerar:

1) La Pseudo-Restauración que parece querer caracterizarse por la eclosión de una iglesia conservadora (iglesia liberal mejorada): “tradicionalista” en la sacristía, e interconfesional en público. 
[NdB: ¿ALGUNA SIMILITUD CON ELTRADIECUMENISMO?]

2) La persecución, por el Estado, de los tradicionalistas como fundamentalistas. En ambos casos, según mi parecer, la mejor preparación -además de los medios generales- consiste en una insistencia especial en formar convicciones profundas, arraigadas, capaces de sostener la fe de los sacerdotes y de los fieles tradicionalistas, frente a las trampas futuras aun en la eventualidad de que faltaran los apoyos exteriores, como en las persecuciones clásicas de la historia de la Iglesia.

Convicciones de esta clase pueden obtenerse gracias:

1.- La formación Contra-revolucionaria: El enemigo estudiado con mayor método. Hay que substraer este estudio a la discreción personal y hay que guiarlo sistemáticamente con un curso especial: naturaleza, metamorfosis, métodos...

2.- La oración mental que es la única y última defensa que queda al católico cuando se le ha quitado todo. Reconstruir en su interior, todo lo que desaparece en el exterior. “En la época del Renacimiento... los mismos espíritus fueron pervertidos... El sacerdote, el monje y el fiel deseosos de practicar sus deberes no podían ya encontrar más que en ellos mismos, en su vida interior, el medio de preservarse o de liberarse de las malas influencias de las opiniones de la época. (11)

Pese a contar con la intervención extraordinaria de Dios, nosotros no la podemos “programar”. Sólo nos queda prever el futuro y preparar a los tradicionalistas a fin de que perseveren en la defensa de la Fe, incluso en el caso en que la Hermandad San Pío X fuese puesta fuera de la ley. [NdB: DESGRACIADAMENTE LA FSSPX HA PACTADO CON LA REVOLUCION]

Sólo aquellos que estén firmemente convencidos podrán, con la gracia de Dios, soportar la Pseudo-Restauración que vendrá y el impacto de la supresión de los apoyos exteriores. Porque el combate debe continuar a pesar de todo.

Sin embargo, no excluimos que la Providencia intervenga por medio de ciertos castigos con el fin de que los pérfidos no puedan llevar a cabo sus proyectos.


NOTAS DE PÁGINA

(1) El Cardenal Ratzinger dice: “...en este sentido se puede decir que la primera fase del Vaticano II se ha cerrado...” (Entretien sur la foi, pág. 40). ¿Por qué realizarán los revolucionarios tantos esfuerzos para recuperar las reacciones? En la Historia de la Iglesia nunca hubo combate tan grave como el iniciado tras el Vaticano II, y por ello van a intentar mantener la Revolución en la Iglesia el mayor tiempo posible. Las mismas fuerzas revolucionarias extrañas a la Iglesia van a intentar probablemente todo tipo de concesiones y "aconsejar" todo tipo de metamorfósis, hasta que la revolución en la Iglesia esté bien asentada. Pero no perdamos de vista que, más tarde o temprano, la Providencia divina los sacará. “Non praevalerunt”. Y volveremos a las persecuciones clasicas, tradicionales.

(2) He aquí lo que un vaticanista agrega al programa de la Revolución en la Iglesia: 

"un reconocimiento del valor salvífico de las otras religiones y de las espiritualidades no cristianas con nuevos y más vastos espacios para la inculturación del cristianismo en China y en Africa; la ela-
boración de una Nueva Teológia de la Naturaleza, [¿AMORIS LETITIA?] para contribuir con eficacia a la unión de las fuerzas religiosas con los combates ecológicos.... La lista no puede descuidar las teologías del cuerpo, el descubrimiento de una base bíblica en la ética de la gratuidad y del no-trabajo, la corporeidad... En fin, todo el dominio de las reformas que urgen en la Iglesia, tales como el sacerdocio de las mujeres, los nuevos ministerios laicos, el papel de las comunidades de fieles como sujetos, el “status” del profetismo y del carisma, de lo imaginario y de la desviación en la Iglesia; un primer paso para la unidad de las iglesias, como una sinfonía “de iglesias hermanas”, el estudio con ánimo sincero del problema de la definición del futuro del matrimonio con la cuestión de saber si todas las formas de poligamia africana son verdaderamente incompatibles con el cristianismo..., la cuestión general de la reformulación del “depositum fidei” (G. Zizola, “La Restaurazione di Papa Wojtila”, Ed. Laterza, Bari 1985, pág. 239).

(3) Ver informe “Escándalo y persecuciones -hipótesis de chantaje sobre la Iglesia".  Estos informes pueden obtenerse del autor del presente libro.


(4) Ver informe “Hipótesis de ruptura en la Iglesia Conciliar”

Una persecución seleccionada de "fundamentalistas"
(11) P. Pourrat, “Le spiritualité chretienne”, T. III, cap. I, pág. 5.

(5) Ver informe “Hipótesis de persecución como fundamentalista”.
(6) Ver Zizola, op. cit. pág. 231.
(7) Ver informe “Fin de la Perestroika e itinerario hacia la guerra nuclear”.
8) Carrier citado por Mons. Delassus, “Le probléme de l'heure presente”, Lille 1904 pág. 248.
(9) Es interesante constatar que los mejores enemigos también lo se lo pregunten.

"El fundador del iluminismo francés, Saint-Martin, sospechaba que Satanás podría no tener la última palabra en la Revolución. El 6 de Enero de 1794, escribía al barón de Kirchberger: “Yo no he dudado jamás que la providencia no se mezclara en nuestra revolución y de que no fuese posible que retrocediera (la revolución). Ahora más que nunca, creo que las cosas llegarán a su término y Tendrán un final muy importante y muy instructivo para el género humano”. (Mons. Delassus,“Le probléme de l'heure presente” T. II, pág.10).
(10) Mons. Lefebvre, Sermón del Jubileo Sacerdotal.

lunes, 3 de julio de 2017

SERMÓN R.P. RAFAEL OSB: Persevere in True Resistance

En esta lucha debemos hacer los que dice el Evangelio, dejar todo lo que tenemos y seguir a Cristo. La lucha que actualmente libramos se parece aquella lucha de David contra Goliat, que desafió a Dios y a su ejército, pero nadie estaba ahí para detener a Goliat por miedo, cobardía o falta de amor a Dios.  El Modernismo actual es un monstruo del diablo como Goliat, que ofende, insulta y reta a Dios. El modernismo tiene el orgullo de que es el mejor y que nadie puede ganarle. Actualmente vemos mucho silencio, traición y compromiso con Goliat para no ofenderle y que no se enoje. Actitud muy humana de falta de fe. 
David el pequeño pastor enfrentó a Goliat con el poder de Dios... (Extractos del sermón)




FIDELIDAD CATÓLICA EN USA

Sermón R. P. Hugo Ruíz 4o Dom Desp de Pentecostés 2017

Someterse a los enemigos de Dios y de la Iglesia, es una locura, es una idea completamente absurda; los modernistas son los enemigos de Dios, son pro-ecumenistas, pro-libertad religiosa, la iglesia oficial está destruyendo lo poco que queda. Nosotros queremos permanecer fieles a la verdadera fe católica siguiendo la línea de Mons. Lefebvre.
La gran traición de Mons Fellay que está haciendo que los sacerdotes de la FSSPX estén cediendo, no se animan a denunciar el liberalismo. Están bajando la intensidad de su lucha, de sus convicciones, de su amor a la verdad. Por eso no es en vano que se hagan pactos con el enemigo. R.P. Hugo Ruíz




FIDELIDAD CATÓLICA MEXICANA

sábado, 1 de julio de 2017

JULIO: Dedicado a la Preciosísima Sangre




 
CRISTO ES AZOTADO

Petición: Jesús mío, dame lágrimas y pena interna de lo mucho que padeces por mí.

  Punto 1.- Mirar las personas.
 Viendo el presidente que el pueblo y los sacerdotes pedían la muerte del Señor, mandó azotarle.
  Juez cobarde, cruel, vividor, que por no enemistarse con los judíos hace traición a su conciencia y se deshonra a sí mismo.
  Político sin pudor, sin visión, que creyó conservar sus honores a costa de la Sangre de Cristo y los perdió por haberla derramado injustamente.
  ¡Qué alegría diabólica la de los sacerdotes, al saber la orden del presidente! Porque de aquel tormento saldría el Salvador o muerto o inútil para la vida, destrozado en su cuerpo e inhábil para la vida social, por la pena que era castigo de bestias y de esclavos.
  Los sayones ejecutores de la flagelación, soldados romanos, avezados a los espectáculos de sangre, reciben encargo y promesas de los príncipes de los sacerdotes para que traten a Cristo sin compasión.
  La muchedumbre de los soldados se agrupa en torno al Señor para gozar de aquel espectáculo sangriento, como gozaban en los espectáculos del circo. Un hombre sufre cuando ve que se maltrata a un perro, y aquellos soldados gozan viendo correr la sangre de un hombre inocente.
  Y ahora miremos a Cristo, desnudo de medio cuerpo arriba, atadas las manos a la columna, colgado de ella o inclinado sobre ella, ofreciendo sus espaldas a los verdugos.

  Punto 2.- Oír lo que dicen.
  Lo que el presidente dice es que azoten al Salvador y que luego lo libertará. Es decir, lo considera inocente, pero por miedo a los judíos lo azota. ¿Qué dicen los sacerdotes? ¿Y Tú eres Hijo de Dios? ¿Un Hijo de Dios que se deja descuartizar? ¿Y Tú pronto vendrás sobre las nubes del cielo lleno de Majestad?
  Los soldados piensan: “No grita, ni gime, ni suspira como si fuera de hierro. ¡Qué vergonzoso es!
  Mientras tanto, Cristo calla y pide a su Padre perdón por  nuestras sensualidades.
  ¿Qué dice la Virgen? Nada, porque sólo le quedan fuerzas para sentir.  Sabe que azotan terriblemente a su Hijo y no muere, porque pide al Eterno Padre no morir para sufrir. Morir sería vivir, y vivir un perpetuo morir.
  ¡Oh dulce Madre! ¡Qué horas tan amargas te quedan aún que pasar! ¿Qué dirán los ángeles? Toda la corte del Cielo bajaría al Pretorio, y viendo al Verbo hecho Hombre, ensangrentado, pediría al Eterno Padre: ¡Señor de la Majestad! Haz con nosotros el milagro que con tu Hijo. Concédenos que gozando de tu visión podamos padecer milagrosamente por su amor.

  Punto 3.- Mirar lo que hacen.
  El presidente pasea agitado por los salones de su palacio, víctima de sus remordimientos.
  Los príncipes de los sacerdotes gózanse satánicamente en los dolores y heridas del Salvador.
  Los soldados que le azotan descargan furiosamente sus golpes sobre las carnes santas y delicadas de Cristo.
  Los soldados de la cohorte, presentes al tormento, aplauden los golpes más atroces como un premio a la fuerza y al valor.
  La Virgen llora y ora. No hace otra cosa, ni puede. Como su Hijo, sufre y ora por mí.
  Los ángeles cubren sus rostros y se arrodillan en torno a la columna, adorando a Cristo encendidos en su amor.
  ¿Y yo? Trato regaladamente mi cuerpo, cuyas culpas fueron causa de este tormento del Hijo de Dios.

  Punto 4.- Mirar cómo sufre la Humanidad de Cristo.
  Sufre vergüenza por verse desnudo ante las miradas curiosas de hombres sin pudor.
  Vergüenza, porque padece pena de animales y de esclavos.
  Vergüenza porque paga con este tormento las infinitas y sucísimas deshonestidades de los hombres.
  Vergüenza porque queda deshonrado a los ojos de todo el pueblo.
  Pero, sobre todo, dolores indecibles por la terribilidad del tormento.
  Dolores intensísimos por los instrumentos del suplicio, que son varas de fresno, o correas hechas con nervios de bueyes, o cadenillas de hierro.
  Dolores agudísimos por la calidad de los ejecutores del tormento, soldados romanos hechos a la sangre  y a la crueldad.
  Dolores que a veces producían la muerte, o, por lo menos, dejaban el cuerpo inutilizado para la vida.
  Dolores grandes por la terribilidad de los azotes, que entre los judíos no podían pasar de cuarenta y entre los romanos de sesenta y seis.
  Dolores muy acerbos, porque Pilato intentaba mover a lástima a los judíos.
  Dolores más crueles por la complexión delicada del cuerpo Santo del Salvador.
  Dolores que guardaban proporción con las sensualidades bestiales de todo el género humano.
  ¡Dulce Salvador nuestro! ¿Cómo pudiste  no quedar muerto en este suplicio?

Punto 5.- Cómo se oculta la Divinidad de Cristo.
  Basta el barro del cuerpo humano para ocultar la existencia del alma humana. Por eso tantos hombres la niegan. Y aun los mismos cristianos viven como si no existiera.
  ¡Cuánto menos podía describirse la Divinidad de Cristo a través de los tormentos de su Humanidad!
  Dios hecho hombre, Dios deshonrado, Dios azotado. ¡Imposible! La razón sin  la Fe no puede comprender estos misterios. ¿Qué puede Dios sacar de eso? ¿Qué necesidad tiene de eso? ¿Quién puede forzarle a eso? Sólo tu caridad, Dios mío, que hace eclipsarse a nuestros ojos todos tus demás divinos atributos.
  
Punto 6.- Cristo sufre por mí.
  ¡Por mí! ¡Dios es azotado por mí! ¡Para satisfacer por mí! ¡Para darme ejemplo de humildad y penitencia a mí! ¡Para darme a conocer la gravedad del pecado a mí! ¡Para librarme del infierno a mí!
  ¡Oh Jesús mío, por mí! Pero ¿tú sabías quién era yo? ¿Y sabiéndolo sufrías los azotes por mí? ¿Y en cada uno de ellos pensabas en mí?

Ignacianas
Angel Ayala, S.J.             

lunes, 26 de junio de 2017

APARICIONES DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA EN FÁTIMA (CONCLUSIONES)



7) Algunas reflexiones y consideraciones sobre las apariciones de la Santísima Virgen María en Fátima.

Primera consideración sobre los tres secretos revelados en Fátima.


1) El secreto de Fátima revelado por la Sma. Virgen, forma todo una unidad aunque esté constituido de tres partes distintas y de una conclusión:
Nosotros conocemos las primeras dos partes.

a) La visión del Infierno (salvación de las Almas )
b) La consagración de Rusia al Corazón Inmaculado de María (salvación del Mundo) y conocemos también la conclusión:
c) El triunfo del Corazón Inmaculado de María y la Paz que seguido a esto podrá gozar el Mundo.

¿Que falta después,? el tercer anillo que une la segunda parte a la conclusión.

2) Este anillo de unión ciertamente resguarda la Fe porque la primera frase que es también la única frase del tercer secreto que nosotros conocemos, dice:  "En Portugal se conservará siempre el Dogma de la Fe."

3) El contenido del tercer secreto no puede no ser un mensaje de extrema gravedad: lo prueban la condición dramática que Sor Lucía debe afrontar para la redacción del secreto mismo, y de tres meses de lucha interior y de verdadera agonía que la vidente deberá sufrir antes de tener la aparición de la Sma. Virgen del 2 de Enero de 1944 que le dio la fuerza para reeditar el texto del tercer secreto.

4) Otra cosa cierta es que el secreto tiene un contenido profético, lo prueban los testimonios del Cardenal Ottaviani y del Cardenal Razinger, y la reflexión del mismo Sumo Pontífice Juan XXIII
"Todo esto no concierne a los años de mi Pontificado."

5) Ciertamente la profecía no se refiere al fin del Mundo porque después que sean realizados los advenimientos que son indicados en el tercer secreto, tenemos la seguridad final de parte de la Sma. Virgen que " El Mundo tendrá un periodo de Paz."

6) La atención de la divulgación del tercer secreto, que debió ocurrir después en 1960, fue desatendida por los tres Papas: Juan XXIII, Pablo VI, y Juan Pablo II (no hemos voluntariamente señalado al Papa Juan Pablo I, a causa de su breve Pontificado).
¿Cual es el motivo que puede haber impuesto el silencio a tres Pontífices, y que hayan sellado la boca de Sor Lucía a fin del lejano Febrero de 1955?

7) Ciertamente la profecía del tercer secreto se esta realizando bajo nuestros ojos y se refieren sin duda, al período que nosotros estamos viviendo.

Nosotros sabemos en efecto de la misma voz de Sor Lucía que la afección del año 1960 para la divulgación del secreto estaba indicada porque, " En aquella fecha todo será más claro."

Por otra parte el acontecimiento concluyente, aún no se ha verificado, "Rusia en efecto no ha sido aun consagrada al Corazón Inmaculado de María en la forma requerida ", quizás estamos ahora en la fase del acontecimiento que precede la fase final de la profecía que prevé al punto el triunfo de la Sma. virgen y el periodo de Paz que fue prometido al Mundo como premio a la expiación de nuestros pecados.

Además Mons. Alberto de Amaral, Obispo de Leiria-Fátima, el 10 de Septiembre de 1984, bajo su responsabilidad declara:

- El secreto de Fátima no habla de Bombas Atómicas ni de Cabezas Nucleares.
- Su contenido concierne con nuestra Fe. Identificar el secreto de Fátima con anuncios catastróficos o algún holocausto nuclear, significa deformar el sentido del mensaje.

- La pérdida de la Fe en un continente es un mal peor que la destrucción de una nación: y es cierto además que la Fe tiende a disminuir progresivamente en Europa.

Por su parte el Padre Alonso comenta:
- La frase del tercer secreto es:" En Portugal se conservará siempre el Dogma de la Fe." lleva como lógica deducción que en otras partes de la Iglesia este Dogma podrá debilitarse o finalmente perderse.

- Que la época en que deberá verificarse la pérdida de la Fe se sitúa dentro del periodo precedente al Concilio y aquel siguiente al Concilio mismo.

- Que en fin es muy probable que en este periodo (después del año 1960 y antes del triunfo del Corazón Inmaculado de María) el texto del secreto se refiere a la crisis de la Fe en la Iglesia, y a la negligencia de los mismos Pastores.

Segunda reflexión sobre el tercer secreto de Fátima.
1) El primer destinatario era el Obispo de Leiria que hubiera podido rápidamente tomar conocimiento del contenido de la carta pero no quiere hacerlo.

2) El Santo Padre hubiera podido conocer el tercer secreto al fin de Junio de 1944 cuando Sor Lucía había manifestado el deseo de encontrarse con el Santo Padre, igualmente habría podido leerlo en Abril de 1957, cuando el sobre fue entregado al Vaticano, pero aquí tampoco el Santo Padre quiere tomar conocimiento.

3) Cuando el Obispo de Leiria se rehusó a leer el contenido de la carta, Sor Lucía hace prometer que el secreto será hecho conocer al Mundo, " A la muerte de Sor Lucía o a más tardar en 1960, según cual de los dos acontecimientos se verifique primero."

El patriarca de Lisboa, Cardenal Cerejeira, el Cardenal Ottaviani, y el Cardenal Tisserant, todos debieron declarar, en diferentes ocasiones que la carta debió haber sido abierta en 1960.

4) El tercer secreto habría podido quizás ser divulgado a fin de 1944, pero debió serlo en 1960. A una pregunta precisa hecha a Sor Lucía."¿ Porque debe ser divulgado en 1960 ? " La respuesta fue igualmente precisa ." Porque así lo quiere Nuestra Señora." En otra ocasión Sor Lucía agrega." Por que ahora todo será más claro."

Tercera reflexión: ¿El Santo Padre pudo haber sido objeto de mención en el tercer secreto.?
A esta pregunta hemos sido llevados a responder afirmativamente:

1) Porque en la parte conocida del mensaje escrito de Sor Lucía, el Santo Padre es mencionado cinco veces.

2) Por que la responsabilidad confiada al Santo Padre es absolutamente determinante para el cumplimiento de los grandes designios de la providencia.

3) Por que en Tuy el 13 de junio de 1929 la Sma. Virgen dice: " a llegado el momento en el cual Dios pide al Santo Padre que consagre Rusia a mi Corazón Inmaculado."

4) Porque siempre en Tuy el 29 de Mayo de 1930 Nuestro Seno mismo promete a Sor Lucía poner fin a la persecución en Rusia, si el Santo Padre hiciera y ordenara hacer a todos los Obispos del Mundo, un acto solemne y publico de consagración de Rusia al Sagrado Corazón de Jesús y María, y recomendara la práctica de la devoción reparadora al Corazón Inmaculado de la Sma. Virgen

5) Por que la referencia al Rey de Francia está estrictamente ligada a la Jerarquía Eclesiástica. Nuestro Señor en Agosto de 1931, dice en efecto a Sor Lucía." Haced saber a mis ministros que habiendo así elegido seguir el ejemplo del Rey de Francia, retardando la ejecución de cuanto yo he pedido expresamente, ellos lo seguirán también en la desgracia y en el castigo."

6) Por que siempre Nuestro Señor en el mes de Mayo de 1936 dice a Sor Lucía, " ¡El Santo Padre! Ruega mucho por el Santo Padre, el hará la consagración pedida, pero será muy tarde."

7) Por que también la pequeña Jacinta, había tenido la visión del Santo Padre en una gran casa arrodillado y con lágrimas, teniéndose la cara con las manos mientras de afuera el gentío tiraba piedras y gritaba frases amenazadoras contra el.

8) Por que el Padre Schweigl después de haber encontrado a Sor Lucía el 2 de Septiembre de 1952, confesaba no poder revelar lo que había escuchado en Fátima, pero podía sin embargo decir que el tercer secreto estaba dividido en dos partes y que, " Una de esas concernía al Santo Padre."

9) Por que el Cardenal Ottaviani el 11 de Febrero de 1967 refiriéndose en la reunión preparatoria del Congreso Mariano, al tercer secreto ha declarado que," Esto no está destinado a Sor Lucía, ni al Mundo entero, sino al Vicario de Cristo, al Sumo Pontífice."(aunque del contexto precedente, hemos visto que el mensaje era sí destinado al Sumo Pontífice, pero sólo para que fuese él, mismo a revelarlo al Mundo.)

Cuarta reflexión: La gran apostasía de los "Últimos días" anunciada por la Sagrada Escritura.

- Sor Lucía, refiere una fuente segura, parece haber dicho a cualquiera que insistiera para conocer el contenido del tercer secreto, " ¡Está escrito en el Evangelio y en el Apocalipsis, léanlo!"

- San Pablo, en la carta a los Tessalonicenses, escribiendo que Nuestro Señor,retornara en su segunda venida, dice:

"Se necesita que venga primero la Apostasía y que se revele el Hombre de la iniquidad (el hombre contra esas leyes) el Hijo de la perdición (el apóstata, el traidor) el Enemigo (Satanás) que se opone a todo aquello que lleva el nombre de Dios, al punto de estar en persona en el mismísimo Santuario de
Dios, presentándose como el mismo Dios."

Y siempre San Pablo en la carta a Timoteo, escribe:
"En los últimos días algunos repudiaran la Fe, para adherirse a la mentira y
a la doctrina diabólica.

- "Y el propio Obispo de Leiria, Mons. Venancio, al citar la epístola de San Pablo a los Tesalonienses en ocasión de una carta Pastoral escrita el 25 de Julio de 1966. El Obispo escribe:

" Fátima actualiza todo el sentido de una Iglesia abierta al futuro y confiada a la mano del Señor, pero que está todavía continuamente amenazada por el misterio de la iniquidad que ya esta actuando."    ( II Thess. 2.7.).

- Por otra parte Nuestro Señor dice: " ¿Pero el Hijo del Hombre cuando vuelva, hallará Fe sobre la Tierra ?."

- San Pío X, por su parte, en la Encíclica "Cátedra del supremo apostolado" del 14 de Octubre 1903) escribe:

"Verdaderamente quien evalúa estas cuestiones debe necesariamente y firmemente creer que una tal perversión del espíritu no puede no ser el signo anunciador del inicio del mal previsto para los últimos días, y que el Hijo de la Perdición del cual habla el Apóstol Pablo no viva ya sobre esta Tierra."

En el libro del Apocalipsis al final esta escrito:

- Ahora se abre el Santuario de Dios en el Cielo, y aparece en el Santuario el Arca de la Alianza.

- En el Cielo aparece luego un signo grandioso; una Señora vestida de Sol, con la luna bajo sus pies y sobre su capa una corona de doce estrellas.

- Ahora aparece otro signo en el Cielo; un enorme Dragón rojo, con siete cabezas y diez cuernos y sobre su cabeza siete diademas.

- ¿Como no reconocer en la Señora vestida de sol con la capa rodeada por una corona de doce estrellas, a la Sma. Virgen aparecida en Fátima con el vestido adornado con esas doce estrellas?.

- Como no reconocer en la Sma. Virgen María aparecida en Fátima el Arca de la Nueva Alianza, la Dímora y el Templo de Dios ?

- Como no relacionar el último combate declarado por las fuerzas del Mal, representadas por el dragón con las siete cabezas y los diez cuernos con la Señora vestida de Sol descrita en el libro del
Apocalipsis, con la frase dicha por la Sma. Virgen a Sor Lucía y que ella refiere al Padre Fuentes en el mes de Diciembre de 1957: 
"Nos acercamos a los últimos días, porque el demonio a declarado la lucha decisiva en cuyo final uno de los dos resultará victorioso o derrotado."
O estamos con Dios o estamos con el demonio, no hay término medio.




viernes, 23 de junio de 2017

EL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS



EL SAGRADO CORAZÓN

   Jesucristo es Dios. Aunque hay en El dos naturalezas, divina y humana, como enseña la Fe Católica, es, sin embargo, única la Persona, y ésta es divina. Es, pues, digno de toda veneración, así en su Humanidad santísima como en su Divinidad. Y de su Humanidad santísima es digno de veneración, no sólo el conjunto, sí que cada una de las partes de él. De suerte que pueden y deben venerarse el cuerpo y el alma de  Cristo, pero puede separadamente venerarse su cuerpo y venerarse su alma, y pueden de su cuerpo ser venerados con culto especial cada uno de sus sacratísimos miembros. Así es antiquísimo en la Iglesia el culto de las adorables llagas de las manos, pies y costado; así es ya común la veneración a su purísima Sangre; así podemos fijarla muy en particular en su sagrada cabeza, coronada de espinas, etc., etc. Sirva esto de contestación a los que haciéndose del asombradizo preguntan: ¿por qué se da este culto especial al Sagrado Corazón de Jesús? Respuesta decisiva: se le da en primer lugar, como puede darse a una parte cualquiera de su santísima Humanidad.

   Pero hay un motivo especialísimo para dar este culto al Corazón, más que a la cabeza, manos o pies. El corazón es entre todos los órganos corporales, por decirlo así, el menos corporal;  viene a ser con respecto a la parte afectiva de nuestro ser, lo que el cerebro con respecto a su parte intelectiva; es el que está más en íntimo y misterioso contacto con el alma por su vida de sentimiento; es como la fragua suya de que se sirve ella para elaborar sus afectos. Así que del mismo modo que en todos los idiomas se dice que piensa y discurre e imagina el hombre con la cabeza, así en todos los idiomas se dice que ama y aborrece y sufre y goza y anhela y teme con el corazón. Porque para sus operaciones intelectuales parece que se sirve más el alma de la primera, como para sus operaciones afectivas se sirve del segundo. Tiene, pues, el corazón en el compuesto humano una importancia especial. Además de ser la válvula reguladora de su movimiento circulatorio, es el sagrario de sus más delicados sentimientos; es el volcán de sus más encendidas llamaradas; es el oculto resorte de la mayor parte de sus actos e inclinaciones. Se ha dicho con verdad que el hombre lo es casi siempre todo por su corazón. Si se eleva hasta la sublimidad del Ángel o desciende hasta la horrible condición del demonio, es comúnmente según lo que ha purificado y enaltecido, o maleado y degradado los sentimientos de su corazón.



   Ahora bien. Cristo, Dios y Hombre verdadero, tuvo en su vida mortal, y tiene hoy en su vida gloriosa en el cielo y en su vida escondida en el Sacramento, un verdadero Corazón. Y como su Divina Persona es justamente la persona de un Dios-Hombre y de un Hombre-Dios, su corazón es juntamente Corazón humano y Corazón divino, Corazón que pertenece al Hombre y Corazón que pertenece a Dios, Corazón que late y alienta con todos los más nobles afectos humanos, y juntamente con los nobilísimos afectos de la Divinidad. Amó Cristo a Dios-Padre y a la humana creatura con amor infinito, el órgano o fragua de este amor infinito fue su Divino Corazón. Aborreció el pecado, que es el único objeto digno de los odios de un Dios, y el centro de estos odios infinitos fue su Divino Corazón. Anheló la divina gloria y la redención humana con hambre y sed que le hicieron impaciente por los tormentos y por la muerte, y el foco de estos anhelos y divinas impaciencias fue su Sagrado Corazón.

   Discurramos, pues, si merecen culto y veneración la cruz en que murió el Salvador, los clavos que taladraron sus manos y pies, las espinas que se hincaron es su cabeza, el sepulcro en que fue colocado, por el contacto material que tuvieron todos estos objetos con su Divina Persona, ¿no hay razón especialísima para honrar con especialísimo culto y amor, el Corazón suyo, aunque se le considere solo como una parte más noble de su Sagrada Humanidad, como una entraña la más delicada de sus sacratísimas entrañas, como el órgano finísimo con el que su bendita alma nos amó, y deseó sufrir y morir por nosotros?

   Hasta aquí, empero, considerando al Sagrado Corazón como objeto material de este hermoso culto, que bajo este solo aspecto tendría ya incontestable derecho a nuestra predilección. Mas, con el culto del Sagrado Corazón no se trata solamente de honrar la dicha víscera material del organismo humano de nuestro Divino Salvador; trátase juntamente de venerarla como símbolo del inmenso amor suyo en favor de los hombres, que le llevó a morir por ellos en el árbol de la cruz.  Segundo aspecto de la cuestión, no menos interesante que el primero.

   También está en el buen sentido del género humano que el corazón es el símbolo más adecuado del amor. El idioma de todos los pueblos lo expresa de esta manera.  Cuando decimos que a una persona la hacemos dueña de nuestro corazón, o que reinamos en el suyo, o le pedimos nos admita en él, no queremos significar con esto más que el hecho de que la amamos, o el deseo de que nos ame.  Por corazón entendemos amor y nada más.  Es un tropo vulgar que emplean hasta los que no han aprendido retórica, porque lo enseña a todos la misma naturaleza. Es, pues, altamente filosófico, y altamente teológico, y altamente artístico, y altamente natural para venerar el amor infinito de Jesucristo a Dios Padre y a los hombres sus hermanos, tomar por símbolo y figura su Sagrado Corazón, rodeándolo con los atributos más expresivos para dar a comprender todo el significado de este divino jeroglífico. 

Sí, no hay representación más exacta que ésta, de los divinos afectos del Salvador: el Corazón con llamas, para significar el ardoroso incendio de sus amores; el Corazón con la herida manando sangre, para demostrar la efusión de este amor sobre todos los mortales; el Corazón con cruz y corona de espinas, para recordar las agonías y sufrimientos que le causó este amor. 

Símbolo que por sí solo es un poema; símbolo que habla con más elocuencia que las frases del más vehemente discurso; símbolo que puede entender cualquiera aunque no tenga talento, sólo con que tenga ojos en la cara para ver, y a su vez en el pecho un corazón para sentir.

   Ahora bien. Este símbolo tan perfecto y adecuado podía ser escogido por los hombres para mejor representar con él el infinito amor que nos tuvo nuestro dulcísimo Jesús; pero no fue escogido ni inventado por los hombres, no, sino que les fue dado y comunicado del cielo por el mismo adorable Redentor. Tiene, pues, además de su fundamento teológico y de su exactísima propiedad filosófica, el carácter más respetable de todos, el de su origen celestial. Sí, el culto del Sagrado Corazón de Jesús, así bajo su punto de vista material como bajo su aspecto simbólico, conocido ya desde los primeros siglos en la Iglesia y practicado por gran número de Santos y almas enamoradas de Dios, fue más especialmente declarado al mundo por el mismo Cristo en el último tercio del siglo XVII por mediación de la bienaventurada Margarita María  Alacoque, religiosa de la Visitación, recientemente elevada por Pío IX al honor de los altares. 

Las revelaciones hechas por Jesucristo a esta su fiel esposa para el mayor desarrollo del culto de su Sagrado Corazón, han sido todas reconocidas por la Santa Iglesia, cuya escrupulosidad en este punto es imponderable. En repetidas ocasiones se apareció Jesucristo mostrando a la Beata Margarita su Corazón con las dichas insignias de la cruz, corona de espinas y herida de la lanza, encargándola que juntamente con el P. La Colombiére, de la Compañía de Jesús, propagase por el mundo cristiano la devoción al Sagrado Corazón, y que pidiese a la Iglesia la celebración de su fiesta el viernes primero después de la octava de Corpus Christi. Añadió además  singularísimas promesas a favor de los que se esmerasen en practicar y propagar este culto, señalándolo como eficaz medicina para la restauración de la fe y re-encendimiento de la piedad en estos últimos tiempos de tibieza e indiferentismo. 



Cumpliólo así la ejemplar Religiosa, secundada en todo por el dicho P. La Colombiere, y después de muchas y exquisitas averiguaciones practicadas por la Santa Sede, después de tenaz e incansable guerra que le hizo el Jansenismo, logrose ver sancionado por la Autoridad apostólica el culto del Sagrado Corazón, instituída su fiesta universal, aprobado su rezo, y hoy por fin venerada en los altares la memoria de su insigne apóstol y propagandista, la fervorosa contemplativa de Paray-le-Monial. Y hoy, gracias sean dadas al Señor, en medio de los horrores de la moderna persecución, que persecución es y gravísima la que en todos los confines del globo sufre el Catolicismo, el Sagrado Corazón de  Jesús es la divisa de todos los buenos, el grito de guerra en todos sus combates, su celestial esperanza de triunfo para el porvenir.

   ¡Amemos, pues, y honremos al Sagrado Corazón! No hay libro en que mejor puedan estudiarse y aprenderse todas las virtudes, no hay maestro que con más divina autoridad nos las pueda enseñar. La paciencia y abnegación hasta el sacrificio; la celestial mansedumbre, a par de la incontrastable firmeza; el celo devorador e impetuoso y a la vez la caridad incansable, benigna y afectuosísima.

   ¡Amemos y honremos al Sagrado Corazón! Harto se nos da cada día el espectáculo de corazones envilecidos en lo más inmundo de cenagosas aspiraciones, corazones a quienes la posesión de un puñado de oro endurece como este metal, o a quienes el insaciable afán de sensualidad tiene podridos y hediondos. 

Hartos estamos de ver cada día enlodadas en el barro las alas del corazón que Dios crió para que se cerniese como las aves en la más pura región del firmamento, y no como los reptiles, pegado el rostro a la tierra vil y a sus groseras emociones. ¡Arriba, arriba con el Corazón de Jesús! ¡Arriba con Él siguiendo su generoso vuelo! ¡Arriba con Él, emulando la alteza de sus pensamientos, lo sublime de sus miras, la perfección de su ideal, que es hacernos grandes como su Padre que está en los cielos! ¡Arriba, a otra región, a otros aires, a más noble esfera, con el Corazón de  Jesús! Él lo ha dicho y en sus devotos se cumple sin excepción: Elevado de la tierra, todo lo atraeré en pos de Mí. ¡Atráiganos, elévenos en pos de sí este imán divino, y contrapese en nosotros la ley de la gravedad terrena que nos inclina constantemente a lo bestial! ¡Vivamos con El para el cielo, que allí está nuestro verdadero y espiritual centro de gravedad!

   ¡Amemos y honremos al Sagrado Corazón! ¡Es el Corazón de nuestro Padre, de nuestro Hermano, de nuestro Amigo, de nuestro Rey, de nuestro Dios! ¡Gózase en arrimarse y recostarse y juntarse a par del nuestro en la Sagrada Comunión! ¡Gózase en hacerse confidente de nuestros más ocultos pesares y de nuestras más punzantes angustias! ¡Se da sin reserva a quien le quiere; sólo anhela para entregarse que se le vaya a buscar! ¡Corazones sedientos de consuelo y amor, que tan a tontas y a locas lo mendigáis de miserables criaturas, id a pedírselo a la puerta de este Divino Corazón!

   ¡Amemos y honremos al Sagrado Corazón! El templo es su casa, el sagrario su gabinete de íntimas confidencias. Nadie le ha buscado allí en vano. Nadie dejó de encontrar paz, amor y consuelo allí. Lo saben todos los Santos; lo saben gran número de pecadores. Sí, pecadores también, con sus pecados y todo, son recibidos allí y escuchados y abrazados. A los justos concede allí el Corazón Divino la perseverancia en su amor; a los arrepentidos la gracia del perdón y el ósculo de una reconciliación tiernísima.
   ¡Sí, amemos y honremos al Sagrado Corazón!

                                                                         A.M.D.G.

Por D. Félix Sardá y Salvany, Pbro.